menú responsive
Sistemas
-/5 | 0 votos

Concurso en Reino Unido

Malloy y W ganan sendos contratos de 356.000 euros tras superar el Heavy Lift Challenge

UAV de ala fija Windracers. Fuente: Royal Navy.

UAV de ala fija Windracers. Fuente: Royal Navy.

26/11/2021 | Madrid    0

La Real Estación Aérea Naval de Culdrose (Reino Unido) acogió la primera edición del concurso Heavy Lift Challenge, en el que se pedía a los fabricantes de vehículos aéreos no tripulados que presentasen un nuevo dispositivo capaz de transportar suministros y carga a los buques y al personal. Estuvo organizado por el Escuadrón Aéreo Naval 700X y las vencedoras fueron las empresas Malloy Aronautics y W Autonomous Systems, que consiguieron sendos contratos por valor de 300.000 libras (unos 356.000 euros) para desarrollar nuevos drones.

La Marina Real puso a prueba una serie de aviones no tripulados con el objetivo de demostrar su capacidad para levantar y entregar cargas útiles de más de 100 kilogramos. La siguiente etapa consiste en ver qué equipos pueden transportar una carga más pesada, de hasta 300 kg.

Uno de los UAV que participó en el desafío ya había mostrado su capacidad para entregar otros suministros en las pruebas que se realizaron a principio de año, en las que el Royal Mail entregó el correo en las islas Scilly.

Algunas de las pruebas que tuvieron que superar fueron de velocidad, resistencia y precisión en la entrega de la carga útil. Al final del acto, el oficial al mando del 700X, Martin Howard, dijo que había “sido estupendo participar en este apasionante proyecto que está ampliando los límites de la tecnología, así como el método de adquisición de equipos por parte de Defensa".

Volando hacia la innovación

 

El futuro promete drones entregando suministros como munición, piezas de repuesto y primeros auxilios al personal en el frente. Esta situación permitirá reducir los costes operativos y proteger al personal enviando sistemas sin tripulación a las zonas en las que haya algún conflicto.

Por su parte, el jefe de tecnología de la Royal Navy, Dan Cheesman, declaró que “este reto es una colaboración dinámica con la industria. La creación conjunta de un mecanismo comercial innovador significa que podemos investigar la tecnología de vanguardia a un ritmo rápido y explorar soluciones para la futura Fuerza de Aviación Marítima y las Fuerzas Armadas en general".

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN



ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje