menú responsive
Defensa y Seguridad
-/5 | 0 votos

Ejército de Tierra

Unvex resalta como caso de éxito el Programa Atila en la Operación Balmis

Atila sobre Avenger. Foto: Unvex

Atila sobre Avenger. Foto: Unvex

07/05/2021 | Madrid    0

El Ejército de Tierra ha demostrado su capacidad de adaptación e iniciativa utilizando sus propios medios en la Operación Balmis para luchar contra el coronavirus. Un ejemplo de ello es la utilización de los equipos de Desactivación de Artefactos Explosivos (EOD) Teodor y Avenger, robots no tripulados adaptados con un sistema de iluminación ultravioleta para desinfectar las superficies contaminadas por el virus el virus SARS-Cov-2. Se trata de un caso de éxito que ha puesto en valor el evento integral referencia del sector, UNVEX, en su newsletter semanalque se publica desde el mes de octubre pasado, coincidiendo con la inauguración del evento virtual, UNVEX live, y lo hasta la celebración del propio evento físico, que será entre el 7 y el 9 de julio en Santiago de Compostela.

El Proyecto Atila (Antivirus por Iluminación de Luz Ultravioleta Autónomo) dirigido por la Jefatura de Ingeniería del Mando de Apoyo Logístico del Ejército (Jimale) y materializado en el Parque y Centro de Mantenimiento de Material de Ingenieros (Pcmmi) supo extrapolar las ventajas de utilizar un robot autónomo equipado de un bastidor portalámparas UV-C y una unidad de alimentación y control para evitar en parte la exposición directa de los efectivos que trabajaron en la operación Balmis a la Covid-19.

Ventaja de Atila: evitar la exposición al coronavirus 

 

Durante la Operación Balmis, en la que la que las Fuerzas Armadas colaboraron apoyando a las Autoridades Civiles en la limpieza y desinfección de áreas y edificaciones afectadas por el coronavirus, se puso de manifiesto la efectividad de la luz ultravioleta de onda corta (UV-C) en las superficies infectadas.

La ventaja de integrar la tecnología UV-C en los robots EOD radica principalmente en que el implemento puede ser utilizado a distancia, sin la necesidad de que los operarios tengan que adentrarse en zonas con gran carga viral. Además de evitar su exposición a la propia radiación ultravioleta, que a su vez es perjudicial para piel y ojos. Esto convirtió a los EOD Teodor y Avenger en una herramienta más para la desinfección dentro de las compañías NBQ.

Desinfección de hasta 64 m² en menos de diez minutos

 

Una característica única de la luz UV es que un intervalo específico de sus longitudes de onda, el comprendido entre los 200 y los 300 nanómetros, se clasifica como germicida, es decir, puede inactivar microorganismos como bacterias, virus y protozoos. Ahora, es común ver este sistema de purificación de superficies en muchos otros contextos, como en tiendas de ropa, ya que supone una forma muy eficaz de desinfección respetuosa con el medio ambiente. Atila tiene la capacidad de desinfectar espacios diáfanos de 8x8 m (64 m²) en menos de diez minutos.

El sistema, ya integrado en todos los robots EOD Teodor y Avenger del Ejército de Tierra, ha facilitado la labor de desinfección tanto en la operación Balmis durante la primera ola de la pandemia como en los trabajos posteriores llevados a cabo por el Ejército de Tierra encuadrados en la misión Baluarte.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN



ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje