Protección Civil Madrid y unidades de rescate canino participaron en el primer simulacro de drones y emergencias
España >

Protección Civil Madrid y unidades de rescate canino participaron en el primer simulacro de drones y emergencias

SIMULACRO RETTUNGSDRONE
|

Más de sesenta miembros de Protección Civil de varios municipios de la Comunidad de Madrid y cinco unidades de rescate canino de diversos puntos de la península, participaron en el primer simulacro de drones y emergencias que organizó RettungsDrone 2.0 Emergency, un proyecto de I+D que dirige desde Alemania el piloto de drones español Marcos Sánchez Martín.

El ejercicio se llevó a cabo en el Hospital Oncológico abandonado de Villaviciosa de Odón, en Madrid. El objetivo era analizar en profundidad las capacidades técnicas y operativas de los vehículos aéreos no tripulados (UAV) ante un derrumbe del hospital por terremoto.

Durante toda la mañana se hicieron cinco ejercicios simultáneos en diferentes zonas y con diferentes niveles de dificultad, simulando rescates bajo escombros, incendios, rescates verticales, de subsuelo, en azotea o de rastro en grandes áreas.

RettungsDrone 2.0 explicó que en todas las áreas los sistemas aéreos no tripulados tuvieron una respuesta clara, rápida y profesional, aportando imágenes y vídeos en 4K y con visión térmica para la búsqueda de víctimas y desaparecidos, apoyo logístico y como sistemas de transporte de material de primeros auxilios en casos de extrema necesidad.

Al mando de la operadora Dronemadrid, y en colaboración con su piloto y CEO Nacho Espinosa, se organizaron una serie de vuelos entrelazados para tener siempre un dron en el aire como apoyo. Euroflytec garantizó el apoyo logístico y material para que no hubiera problemas de baterías ni de cámaras durante toda la operación.

Como primeros resultados obtenidos, RettungsDrone 2.0  destacó haber conseguido un soporte logístico y de búsqueda aérea en cuestión de minutos, además de la mejora en la sectorización de la zona; una mejor distribución de los servicios de rescate, de forma más precisa, puntual y eficaz; ampliación de los metros cuatrados registrados y disminución del tiempo de rescate; traslado de material de comunicaciones y material de primera necesidad allá donde el hombre no llega, y en general, disminución de los riesgos en todos los aspectos de la intervención.

Foto: El piloto Marcos Sánchez Martín durante el simulacro. RettungsDrone 2.0



Recomendamos

Lo más visto