menú responsive
Tecnología
-/5 | 0 votos

¿Gasto o inversión?

Un informe de Droneii desvela que solo el 25% de los operadores de drones utiliza paracaídas

Dron con paracaídas.

Dron con paracaídas.

15/11/2021 | Madrid    0

Droneii ha publicado un estudio sobre el uso de paracaídas en drones y el resultado es que solo una pequeña parte de los operadores los utiliza y siguen siendo unos grandes desconocidos para la mayoría. En concretro, según se desvela en el informe, únicamente el 25% de los usuarios de UAV ha usado alguna vez o siguen usando de manera habitual paracaídas. Por el contrario, alrededor del 44% de los encuestados nunca ha considerado usar uno. Si se pregunta el motivo, el 31% reconoce que lo considera poco práctico y costoso.

Llegados a este punto, el informe analiza la necesidad de ese gasto. Según se reflexiona en el texto, los drones comerciales suponen una gran inversión que conlleva un coste de miles de euros. Por eso es importante protegerlos y asegurarse de que un accidente no se traduzca en la necesidad de comprar un nuevo dispositivo. Un paracaídas puede parecer caro, pero es reutilizable y probablemente sea más barato que comprar un dron completamente nuevo.

Otra de las ventajas es que protegen a las personas y a las infraestructuras. Los daños por lesiones y reparaciones no solo pueden suponer un gasto de dinero, sino que pueden conllevar también demandas y juicios.

En zonas urbanas, la norma obliga

 

Además, para volar en zonas urbanas, la normativa recogida en el Real Decreto 1036/2017, obliga a los drones a contar con un sistema de reducción de energía de impacto. Estos sistemas de seguridad pueden ser de dos tipos: un airbag que amortigüe el impacto o un paracaídas que reduzca la velocidad de caída. En la práctica, la primera opción resulta muy compleja técnicamente por lo que los UAV han optado en su mayoría por la segunda.

Los sistemas de paracaídas están dotados de una parte electrónica que se comunica con el dron. Puede configurarse para que se active automáticamente cuando se sobrepasan unos determinados valores en vuelo que se consideran anómalos.

La liberación del paracaídas se realiza por dos métodos según el tamaño del modelo. Para los pequeños, el sistema de liberación es a presión, con un muelle, mientras que los más grandes realizan la liberación del paracaídas mediante un pequeño piroactuador, una carga explosiva que debe ser reemplazada después de cada vuelo.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN



ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje