Pseudosatélites, drones de gran envergadura propulsados con energía solar
Sistemas >
Tecnología

Pseudosatélites, drones de gran envergadura propulsados con energía solar

El Zephyr y el Skydweller pueden permanecer en vuelo durante varios meses
Avión autónomo de Skydweller. Fuente Skydweller Aero.
Skydweller
|
Redactor

Los pseudosatélites o HAPS (High Altitude Pseudo Satellites) son plataformas aéreas que operan en la estratosfera, a una altitud media de 20 kilómetros de distancia, por encima de las líneas aéreas comerciales. Los HAPS son drones, pues no están tripulados. Algunos de los sistemas de este tipo más conocidos son el Zephyr de Airbus y el Skydweller de Skydweller Aero, ambos propulsados con energía solar.

Este tipo de drones puede servir para mejorar la conectividad 5G, para la detección y lucha contra incendios, el control de fronteras, la vigilancia marítima, la lucha contra el narcotráfico o el control de seguridad en grandes eventos, como pueden ser Juegos Olímpicos o la cumbre de la OTAN que se celebró hace unos meses en Madrid.

La relativa cercanía de los HAPS a la tierra presenta claras ventajas técnicas, estas plataformas permanecen en vuelo durante semanas o meses y solo retornan a la base para tareas de mantenimiento.

El Zephyr de Airbus

El Zephyr tiene una envergadura de 25 metros, un peso de menos de 75 kilos y funciona exclusivamente con energía solar. La aeronave puede operar en la estratosfera a una altitud promedio de 21 kilómetros por encima de las condiciones climatológicas y del tráfico aéreo regular.

El sistema tiene la capacidad de mantenerse enfocado en un área de interés específica, que puede tener cientos de kilómetros de ancho, mientras proporciona comunicaciones de tipo satélite y servicios de observación de la Tierra durante largos períodos de tiempo sin interrupción.

La aeronave puede emplearse para una amplia gama de aplicaciones, que van desde la vigilancia y servicios marítimos, misiones de patrulla fronteriza, comunicaciones, lucha contra incendios forestales, detección, seguimiento y navegación.

Skydweller

El avión tiene una envergadura de 72 metros, un peso de 2.500 kilos, puede alcanzar una velocidad de crucero de hasta 90 kilómetros por hora y puede transportar hasta 400 kilos de carga de pago con una autonomía de 90 días.

El sistema llegó desde Suiza en piezas por transporte de carretera durante la pandemia y, una vez reensamblado, realizó su primer vuelo el 16 de diciembre de 2020. Durante 2021 la empresa ha trabajado en las modificaciones necesarias para autonomizarlo.

La sede definitiva del proyecto será Valdepeñas pero, mientras se traslada, se desarrollará la campaña contractual cerrada con EEUU en El Caribe, gracias a una colaboración entre Francia, Luxemburgo y España.

El proyecto Skydweller ha contado con el apoyo del Gobierno regional, tanto a través de una inversión inicial de capital de más de dos millones de euros como con ayudas para la industrialización y la creación de empleo. También a través del Ministerio de Ciencia e Innovación ayuda para el desarrollo tecnológico por su proyecto de I+D.



Recomendamos

Lo más visto