Bélgica caza minas de la Segunda Guerra Mundial con el dron submarino Remus
Sistemas >
Marina

Bélgica caza minas de la Segunda Guerra Mundial con el dron submarino Remus

La misión del UUV es llegar a lugares de difícil acceso, como las aguas poco profundas donde los dragaminas no pueden navegar
Image 3 REMUS 300 UUV
|
Redactor

La costa belga alberga entre 100.000 y 300.000 minas de la Segunda Guerra Mundial. El UUV Remus, un dron diseñado para la cartografía subacuática fabricado por la empresa estadounidense Hydroid, está llevando a cabo la compleja tarea de desminado.

Su misión es cazar minas en lugares de difícil acceso, como las aguas poco profundas donde los dragaminas no pueden navegar. Se estima que para 2030 seis barcos de la Marina belga contarán con Remus. En la base naval de Zeebrugge, en Bélgica, un equipo de desminado maneja esta nueva herramienta, pensada inicialmente con fines científicos.

El jefe de la unidad, Bruno Lecoq, explica que el sistema de trabajo se basa en el sonar del dron: “Cuando encontramos un eco en la imagen del sonar que parece sospechoso, dependiendo de determinados criterios, le atribuimos una clasificación y basándonos en ella decidimos si es necesario investigar in situ para determinar si el objeto detectado es un aparato potencialmente explosivo o no".

Las principales aplicaciones del Remus son las contramedidas antiminas (MCM), la búsqueda y recuperación (SAR), la evaluación medioambiental rápida (REA), los estudios hidrográficos, las energías renovables, la arqueología marina, el petróleo y el gas en alta mar, la guerra antisubmarina (ASW) y la inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR).

Características del Remus

El Remus es un vehículo portátil de 190 milímetros de diámetro, una longitud total de 1.850 a 2.510 mm y un peso de 36 a 58 kg según su configuración.

El UUV cuenta con módulos de energía sellados herméticamente con capacidad para ser sustituidos en el campo de operaciones que permiten a los operadores personalizar su autonomía variando entre diez, 20 o 30 horas, según los requisitos de la misión. La velocidad del vehículo submarino es de tres a cuatro nudos, la cual puede aumentar a ocho nudos mediante el uso de propulsores de alta velocidad.



Recomendamos

Lo más visto