menú responsive
Sistemas
-/5 | 0 votos

UAS para reparación de tuberías y detección de grietas

Los drones industriales de Aeroarms superan con éxito su primera revisión

28/02/2017 | Madrid

Flavia de Farraces

Los drones industriales del proyecto Aeroarms, liderado por la Universidad de Sevilla y que se desarrolla en el marco del programa europeo Horizonte 2020, han superado con éxito la primera revisión por los expertos en robótica de la Comisión Europea.  La demostración tuvo lugar el 8 y 9 de febrero en el Laboratorio de Análisis y Arquitectura de Sistemas (LAAS) de Toulouse, en el suroeste de Francia.

El resultado es positivo, pero habrá que esperar todavía varias semanas hasta el envío del informe del grupo de cinco expertos para conocer los detalles de la evaluación.

El proyecto, dotado con un presupuesto de más 5,7 millones de euros, desarrolla sistemas no tripulados (UAS, por sus siglas en inglés) que integran brazos articulados para realizar tareas de manipulación y de inspección y mantenimiento industrial en lugares de acceso difícil o peligroso. Según indicó a Infodron.es el coordinador de Aeroarms y director del grupo de robótica de la Universidad de Sevilla, Aníbal Ollero, “es la primera vez” que se dota a UAS con capacidades de manipulación general.

Los dispositivos podrán detectar grietas o mantener tuberías a decenas de metros de altura en infraestructuras industriales y plantas energéticas.

Estos trabajos a gran altura suelen ser peligrosos y requieren que el personal humano esté sujeto con cuerdas o subido a andamios para efectuarlos. También resultan caros, ya que por ejemplo, la toma de mediciones en una tubería elevada puede costar miles de millones de euros al año a una empresa. El uso de UAS permite un ahorro importante y además, evitar riesgos laborales, según señaló Ollero, que también es asesor científico del Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (Fada-Catec).

La iniciativa comenzó en 2016 y debe pasar por sucesivas fases de revisión hasta la comercialización del producto en 2020. En 2018 pasará una segunda valoración, y en 2019, la demostración se producirá en un entorno industrial.

En esta ocasión, cinco plataformas, de las que algunas eran de tipo multirrotor (con múltiples alas rotatorias), llevaron a cabo pruebas como la inspección con contacto mediante ultrasonidos para detectar grietas aunque no sean visibles. También se demostró la posibilidad de tomar medidas en vuelo mediante un sensor de corrientes de defecto. Esta técnica crea un campo que a su vez genera una corriente con la que es posible determinar la existencia y la dimensión de fracturas.

Además, un dron terrestre logró desplazarse por una tubería vertical.

Proyecto encabezado por España

El plan está coordinado por la Universidad de Sevilla, que acoge el grupo de robótica más numeroso de España con 70 miembros.

En ella participan también otros organismos de investigación nacionales como Fada-Catec y la Universidad Politécnica de Cataluña; instituciones y empresas de Alemania, Suiza, Italia y Francia, entre las que destacan el Centro Aeroespacial Alemán, el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) y el Consorcio de Universidades italianas (Create); y las compañías suizas General Electric y Sensima.

El proyecto, que ha suscitado el interés de empresas como Airbus Defence &Space es la continuación del programa Arcas -también subvencionado por la Unión Europea- que diseñó los primeros robots voladores con un brazo articulado capaz de agarrar, transportar y depositar piezas de manera segura y eficaz. En esta ocasión, explicó Ollero, el propósito ha sido desarrollar plataformas con más de un brazo que podrán emplearse en plantas industriales, en el sector de la generación de energía y en infraestructuras como puentes o diques, entre otras.

Imagen: Aeroarms

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje