menú responsive
Defensa y Seguridad
-/5 | 0 votos

GA-ASI

El Predator B alarga cuatro metros sus alas para volar 15 horas más

03/06/2016 | Madrid

G. S. Forte

La compañía norteamericana General Atomics Aeronautical Systems (GA-ASI) ha desarrollado una nueva generación del sistema aéreo remotamente pilotado (RPAS) Predator B que ya ha demostrado su capacidad de permanecer en el aire durante 37 horas seguidas, 10 más que su antecesor. La nueva versión, denominada Predator B/MQ-9 Reaper Big Wing dispone de una mayor superficie alar.

En palabras del presidente de Sistemas Aéreos de la empresa, David R. Alexander, con el vuelo que ya ha realizado se demuestra su “potencial para cambiar las reglas del juego en el suministro duradero de ISR [inteligencia, vigilancia y reconocimiento] de apoyo a aviones de combate tanto de Estados Unidos como de sus aliados”. Durante la prueba, el Predator B Big Wing probó su capacidad para despegar, elevarse a una altitud operativa, rondar en el aire, realizar maniobras de reconocimiento y aterrizar tras 37 horas en vuelo sin ninguna incidencia.

Sus desarrolladores continuarán con el programa de ensayos para llevar su resistencia en el aire al límite. Las alas del Predator B Big Wing son 13 pies (3,96 metros) más largas que las del Predator B convencional, también conocido como MQ-9 Reaper. Con ellas y gracias a un aumento en la capacidad de almacenamiento de combustible, se incrementará la resistencia de la aeronave hasta las 42 horas, de acuerdo con el programa del fabricante.

Además están previstas mejoras en su hardware, en su software, en su capacidad de fatiga estructural, en su tolerancia a los daños, en sus controles de vuelo y en su habilidad para volar en condiciones meteorológicas adversas. Se espera que la versión de fábrica sea certificable a principios de 2018.

El nuevo avión también estará preparado para realizar despegues y aterrizajes en pistas cortas, contará con alerones de elevación activos en las alas que le permitirán realizar aterrizajes automáticos de precisión y puntos adicionales en sus alas para llevar cargas externas, entre otras características.

Los Predator B actualmente operativos, de 20 metros de envergadura, se construyen sobre la base de la familia de aeronaves Predator Gray Eagle de GA-ASI, que acumulan más de 3,8 millones de horas de vuelo. Cada unidad es capaz de desplazarse a una velocidad de 240 nudos y transportar cargas internas de hasta 386 kilos y externas de 1.700. Su altura máxima operativa es de 15.240 metros y puede permanecer en el aire hasta 27 horas seguidas.

El aparato equipa sofisticados sensores de a bordo para proporcionar una superior capacidad de inteligencia, vigilancia y reconocimiento. Se trata de un modelo actualmente operativo en las Fuerzas Aéreas de EE UU, Francia, Italia y Reino Unido. Además presta servicios para el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense y en la NASA. El Ministerio de Defensa de España encargó el pasado octubre cuatro unidades de estos aparatos por un coste de 216 millones de euros.

Imagen: GA-ASI

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje