menú responsive
Legislación
-/5 | 0 votos

El peso será un factor clave

La EASA renueva el criterio del peso para regular el uso de drones sobre Europa

29/04/2015 | Bruselas

Infodron.es

Las autoridades nacionales de aviación de los países europeos están expectantes para conocer qué tipo de aeronaves no tripuladas (UAV, por sus siglas en inglés) quedarán bajo su responsabilidad regulatoria tras las propuestas realizadas el mes pasado por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA). La institución continental plantea en este documento eliminar el límite de 150 kilos en el peso máximo de los drones que hasta ahora se había previsto dejar bajo el control de los organismos de cada país, según el Anexo II del reglamento base de la EASA.

Los aparatos que excediesen de ese peso se preveía hasta ahora que quedarían bajo la normativa europea. Con el último dictamen de la agencia europea se deja en el aire qué categoría de UAV dejarán de estar sujetas a las normativas nacionales y pasarán a ser responsabilidad europea. “Se establecerá un límite inferior [a los 150 kilos], pero aún no está definido”, explicó en una conferencia sobre tecnología aérea celebrada en Londres hace unos días el responsable para el Grupo de Regulación del Espacio Aéreo y la Seguridad dentro de la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido, Ferry Corbett, citado por Flight Global.

El medio especializado estima que los reguladores nacionales mantendrá el control sobre los sistemas de entre 20 y 30 kilos e inferiores, si bien aún no han transcendido los planes de la AESA en este sentido.

Para el director de la entidad británica especialista en drones EuroUSC, André Clot, la categorización por pesos podría no ser la clave para establecer quién asume el control de unos aparatos en los que se trata sobre todo de controlar el riesgo que suponen. Y bajo este enfoque plantean mayores peligros elementos como su velocidad, potencia y altitud que el peso del aparato.

Corbett, por su parte, añade que la propuesta de la EASA no sólo tiene en cuenta el peso como factor de riesgo, estimando además que resulta menos peligroso un UAV de gran tamaño y masa operando en zonas remotas que uno pequeño en un entorno densamente poblado. En todo caso, apunta, la masa será “un factor determinante” en cualquier nueva clasificación reglamentaria. Su tesis se basa en que resulta sencillo emplear la medida del peso de cada dron para formar a la población acerca de lo que estos sistemas pueden hacer.

El texto del Dictamen de la EASA del pasado marzo, redactado “con el fin de dar la mejor respuesta a los cambios en el entorno de la aviación y los consiguientes desafíos en su seguridad”, destaca entre otras propuestas la idea de que las autoridades nacionales deleguen algunas de sus funciones de supervisión a otras autoridades o a la propia EASA cuando carezcan de recursos o experiencia en algún asunto concreto. De este modo se trata de no pasar por alto ningún riesgo para la seguridad, según sus redactores.

El director ejecutivo de la agencia europea, Patrick Ky, ha advertido en este sentido que tanto la propia EASA como las autoridades nacionales de seguridad aérea “necesitan estar preparadas para los retos futuros”, algo que les obliga a ser “más proporcionales, flexibles y preactivos en el incremento del nivel de seguridad en la aviación europea”.

Foto: Ginés Soriano / Infodefensa.com

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje