menú responsive
-/5 | 0 votos

Prevé la compra de catorce

El Gobierno de Brasil empleará tres UAV para el monitoreo ininterrumpido de la triple frontera del Sur

16/11/2011

(Infodefensa.com) R. Caiafa, Belo Horizonte (Brasil) - Tres vehículos aéreos no tripulados (UAVs) serán empleados por el Gobierno federal para el monitoreo ininterrumpido de la triple frontera entre Brasil, Paraguay y Argentina. El anuncio fue realizado en São Miguel do Iguaçu, a 30 kilómetros de la ciudad fronteriza de Foz do Iguaçu (PR), por el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, en el comienzo oficial de las operaciones del primer avión espía, cuya misión será el monitoreo de la región 24 horas al día.

Pionero en el uso de este tipo de aeronaves en acciones de Seguridad Pública, Brasil prevé la compra de 14 UAVs.

Las aeronaves israelíes, promesa de la campaña de la presidenta Dilma Rousseff para combatir el tráfico en la frontera, vienen siendo probadas en la frontera desde 2009 y tienen un costo equivalente a 40 millones de dólares cada una. Las aeronaves son controladas a distancia por el piloto de una base en tierra. De acuerdo con el delegado Alessandro Moretti, del Centro Integrado de Inteligencia Policial y Análisis Estratégico (Cintenpol), los costos incluyen el avión, la base operacional, piezas de repuesto, capacitación de los agentes y los derechos de transferencia de tecnología, según recoge la publicación O Globo. En otros países, los UAVs son empleados en operaciones exclusivamente militares.

Con una autonomía de 37 horas de vuelo ininterrumpidas, abarcando un radio de hasta 1.500 kilómetros y pudiendo llegar a 10.000 metros de altura, los UAVs adquiridos auxiliarán a la Policía Federal Brasileña y demás órganos de fiscalización en el combate de crímenes transnacionales, como el tráfico de drogas y de armas, contrabando y crímenes ambientales.

Las imágenes registradas por los UAV e informaciones generadas por los centros de inteligencia brasileños podrán ser compartidas con órganos de seguridad de los países vecinos para las acciones integradas en el combate al crimen. La adición de las Fuerzas de Seguridad para la producción de pruebas cualificadas contra el crimen también forma parte del plan de acción del Cintepol.

El reciente anuncio de los nuevos desarrollos de Embraer Defesa e Segurança en el ámbito de UAVs llama la atención por el hecho de que la oferta de este tipo de vehículos aéreos para las Fuerzas de Seguridad Pública viene convirtiéndose en algo común en Brasil. En lo que se refiere a las tecnologías, totalmente funcionales y seguras, utilizando el automatismos de los sistemas, la cuestión de la legislación de vuelo y el empleo de vehículos aéreos remotamente pilotados en áreas urbanas, rurales, medio marino, etcétera, aún son asuntos que necesitan de muchas discusiones y ajustes por parte de las autoridades brasileñas.

El hecho es que el modelo de legislación que viene siendo construido en Brasil deberá abrir el camino que seguirá el resto del continente Suramericano.

El Caracará III

En el desarrollo de nuevos conceptos, Brasil ha anunciado el lanzamiento de UAV específicos para el empleo en la industria del petróleo y gas en el mar. El proyecto, denominado Caracará III, de la empresa carioca Santos Lab, tendrá como objetivo atender las necesidades de control y vigilancia de grandes áreas de los campos petrolíferos brasileños.

Presentando características que posibilitan su transporte y uso por embarcaciones de pequeño porte, el Caracará III será ofrecido, prioritariamente a la industria del petróleo para su utilización en el monitoreo de campos de exploración y producción, detección y monitoreo de manchas de petróleo en el mar y, gracias a un sensor de infrarrojos, monitorear las chimeneas de las plataformas de producción durante la noche.

El vehículo tiene tres horas y media de autonomía de vuelo, pesa ocho kilos y tiene un radio de acción de 45 kilómetros a partir del punto del despegue.

Hace algunos años, los vehículos aéreos no tripulados están siendo probados por órganos de seguridad de varios estados para el uso en combate al crimen en lugares de difícil acceso, como las favelas de Río de Janeiro o en el control de puntos turísticos como las playas del litoral paraense, al norte del país.

A pesar del éxito de estas pruebas ya realizadas, la mayor dificultad para la compra de los UAVs por los órganos de Seguridad le falta una legislación específica que regule el vuelo de estos vehículos.

En el primer semestre, la empresa Santos Lab firmó un acuerdo de asociación con Embraer Defesa e Segurança para la fabricación de aviones que actúan en áreas de radares, integracióin de sistemas, UAV y otros equipos, con el objetivo de desarrollar un UAV conjunto con un peso máximo de 25 kilos.

Para vehículos aéreos no tripulados de peso superior a este límite, la israelí Elbit Systems es una de las más activas en el mercado de UAV y es la responsable de los desarrollos en conjunto con empresas brasileñas.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje