menú responsive
Sistemas
-/5 | 0 votos

Vuelo en espacios confinados

Airk fabrica su propio dron para interiores

04/05/2018 | Madrid

Tania M. Tomás

La empresa catalana fabricante de sistemas aéreos no tripulados (UAS) Airk ha desarrollado un sistema para realizar vuelos de inspección en interiores y espacios confinados. Está especialmente diseñado para tareas de mantenimiento en alcantarillado, líneas de metro, depósitos de agua y todo tipo de espacios cerrados donde la visibilidad es muy difícil o una persona puede correr peligro.

Lo que diferencia a este equipo de otros drones diseñados para inspecciones en interiores, como el Elios de Flyability, es que su eje rotatorio le permite girar 360 grados, "es totalmente libre dentro de la bola", aseguró a Infodron.es el director de Airk, David Matanzas.

A la venta en dos meses

 

Otra ventaja que resaltó Matanzas respecto al conocido sistema Elios es el precio. En dos meses, el dron para interiores de Airk saldrá a la venta por entre 12.000 y 14.000 euros.

"Nuestro UAS te permite introducir una pequeña cámara y hacer una primera inspección. La pelota que lo rodea lo protege, y si choca, en el peor de los casos, te permite rodar por el techo. Subes gas, lo enganchas al techo y puedes continuar. Aunque lo óptimo es no chocar para no perder rendimiento", explicó Matanzas, añadiendo que el sistema mostrado en Global Robot Expo el pasado abril es uno de los últimos prototipos que han desarrollado antes de sacar el equipo el mercado.

El director de la startup señaló que el motor coaxial con el que funciona este UAS hace que la solución pierda algo de estabilidad, "pero para tareas de mantenimiento no es un punto crítico mientras dé la información necesaria. Por eso la pérdida de estabilidad no va a ser algo limitante, y nos permite hacer esa reducción de precio que en muchos puntos de la industria realmente se están necesitando".

Creación de empleo cualificado

 

Preguntado por el ahorro que posibilita el uso de este sistema en trabajos de inspección, Matanzas indicó que en una inspección de alcantarillado, para un tramo de 100 o 150 metros, por los métodos tradicionales se necesitan cuatro personas simultáneas, "porque el procedimiento es que bajan dos personas en dos bocas distintas de alcantarillado, caminan, se encuentran en el centro, vuelven y suben. En la parte de abajo puede haber gases peligrosos, de ahí que no se deje nunca a una persona sola".

Con el dron, un único operario podría hacer una primera inspección y, en caso de necesidad de actuación, ya se recurriría al grupo de personas. "Al hacer la primera inspección y ver los tramos donde no es necesario actuar, los costes de ese personal se podrían reducir y se crearían puestos más cualificados para manejo del dron", apuntó Matanzas.

Foto: El nuevo UAS para interiores de Airk en Global Robot Expo 2018. T.M.T.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje