menú responsive
Tecnología
-/5 | 0 votos

Sistema de Windhorse para ayudar en catástrofes

'Pouncer', el dron que se come y esquiva a los señores de la guerra

12/11/2016 | Madrid

G. S. Forte

Las dificultades para hacer llegar ayuda básica a las áreas azotadas por cualquier tipo de catástrofe pueden ser solventadas en buena medida con la tecnología dron. Este planteamiento se sigue hasta el extremo en el desarrollo del denominado Pouncer, un sistema de la compañía Windhourse Aerospace diseñado por el ex militar británico Nigel Gifford, fundador de la empresa.

El aparato, capaz de alojar alimentos suficientes para medio centenar de personas en un día –incluso está previsto dotarlo de alas comestibles–, está pensado para aterrizar con precisión en el área seleccionado evitando los problemas de infraestructuras, corrupción y grupos hostiles con el que a menudo se encuentran las operaciones de ayuda convencionales. Así lo destacan sus desarrolladores.

El dron cuenta con un armazón diseñado para reconvertirse en refugio y su estructura puede ser quemada de forma segura para cocinar los alimentos. Se trata de un sistema de ayuda integral único de un solo uso y aprovechable casi en su totalidad.

Todos sus detalles están pensados para dar el máximo rendimiento a la tecnología no tripulada en misiones de ayuda tras cualquier tipo de catástrofe. Hasta su envergadura, de 3 metros, responde a este objetivo. Se trata del tamaño preciso que le permite ser alojado en la bodega de carga de un avión C-130 Hércules.

La idea es lanzar los Pouncer desde un avión a una distancia de 35 kilómetros, e incluso más, del objetivo, para no comprometer la seguridad del aparato anfitrión. Seguidamente estos drones culminan el trayecto planeando hasta aterrizar en el punto seleccionado, con un error estimado de en torno a siete metros. De esta manera, además, la ayuda es difícilmente “interferida por los señores de la guerra locales al tratarse de una entrega directa”, insisten sus responsables.

El alto grado de reutilización de sus componentes permite unos costes similares al alcanzado con el uso de otros métodos de entrega mucho menos seguros. La empresa estima en torno a 5 libras por cada kilo suministrado.

En el futuro, además de dotarlo de alas directamente comestibles, sus desarrolladores planean instalarle una unidad de potencia que le permita un alcance mucho mayor.

Imagen: Windhorse Aerospace

 

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje