menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

Editorial

Sara García Ruiz

Gerente de Transformación Digital e Innovación en SAES (Sociedad Anónima de Electrónica Submarina)


Vehículos submarinos no tripulados y su importancia estratégica para la industria y la defensa

14/05/2021 | Cartagena

Hace apenas una semana asistíamos a la puesta a flote del primero de la nueva serie S-80 de los submarinos españoles, el S-81 Isaac Peral. En un país como España con más de 7000 km de costa es imprescindible contar con submarinos como elemento de vigilancia, disuasión y control. Sin embargo, más allá de la necesidad estratégica de poseer este elemento naval, cabe resaltar la importancia de disponer de la tecnología necesaria para su diseño y fabricación, lo cual lleva implícito un aporte de vitalidad a la industria involucrada, y que impulsa tanto a empresas como instituciones a la modernización de sus procesos y tecnologías.

Este mismo ejemplo aplica para el sector de los vehículos marinos no tripulados, tanto UUV (plataformas submarinas no tripuladas) como AUV (vehículos submarinos autónomos no tripulados) y ROV (vehículos submarinos remotamente operados), un área de crecimiento imparable los últimos años y los siguientes, producida por el más que amplio espectro de aplicación de estas tecnologías y el avance tecnológico. Ambos han propiciado una evolución de estos sistemas haciéndolos indispensables para multitud de aplicaciones civiles (industria, oceanografía, seguridad, protección del medio ambiente) y militares.

Concretamente en defensa, su uso involucra numerosas ventajas, como mejoras en la inteligencia, reconocimiento, desminado y defensa submarina. A estas mejoras funcionales hay que añadir que se minimizan los riesgos personales y materiales y se dota de mayor versatilidad a las plataformas navales.

Aún quedan multitud de retos tecnológicos en el ámbito de los UUV, lo cual a nivel industrial y empresarial se traduce en oportunidades. Desde el diseño, propulsión, autonomía, sensores y otros elementos de la carga útil y sistemas de comunicación, pasando por la posible creación de enjambres o sistemas colaborativos con otras plataformas o sensores hasta el desarrollo de la reglamentación que permita su uso extensivo en defensa.

En este sentido cabe destacar, por un lado, que la Estrategia de Tecnología e Innovación para la Defensa, en sus líneas de I+D+i de interés para defensa incluye, en el apartado de Plataformas Navales, las tecnologías y sistemas orientados a vehículos navales submarinos no tripulados, todos los retos enumerados anteriormente. Por otro lado, hay que reconocer la existencia de proyectos de desarrollo de tecnología actualmente en curso con base tecnológica e industrial nacional.

Esta apuesta institucional por abordar los retos tecnológicos antes mencionados, su coordinación con otras políticas sectoriales en Industria y Ciencia, y el elevado uso dual de estas plataformas hace que se contemple un panorama muy atractivo para la inversión, que puede aprovechar además los fondos de recuperación europeo. A la vez, resalta la necesidad de enfrentar algunos retos como la actual fragmentación del tejido industrial, consolidar el modelo de clúster, seguir avanzando hacia un modelo de desarrollo de digitalización en industria 4.0, y en definitiva articular la gobernanza y cooperación tecnológica a nivel nacional e internacional.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN



ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje