menú responsive
Sistemas
-/5 | 0 votos

Pruebas con un DJI M600 Pro

La Universidad de Maryland estudia el transporte de órganos con drones

23/11/2018 | Madrid

El departamento de ingeniería aeroespacial de la Universidad de Maryland (EEUU) realizó una serie de estudios para el transporte de órganos entre hospitales mediante drones. Las primeras pruebas se hicieron con un riñón en un dron DJI M600 Pro

El doctor e investigador del centro médico de la Universidad de Maryland Joseph Scalea puso en marcha esta iniciativa ante la frecuencia de “situaciones en las que simplemente no hay forma de que llegue un órgano lo suficientemente rápido para hacer un trasplante”, explicó.

En este sentido, Scalea señaló que “para maximizar las posibilidades de éxito, los órganos deben enviarse de la forma más rápida y segura posible, y sugerimos que los drones están a la altura de esta tarea”.

Selección de materiales

 

Una vez planteado el problema, Scalea decidió organizar un grupo de investigadores para explorar si la entrega de órganos mediante drones sería factible. Para ello, seleccionaron un DJI M600 Pro para el experimento porque sus seis motores se encuentran debajo de sus respectivos rotores, manteniéndolos alejados del refrigerador inteligente con el órgano. Esta separación evitaría su contacto con el calor emitido por los motores.

Tras esto, el equipo diseñó un biosensor inalámbrico especializado, llamado dispositivo de control de calidad y de órganos humanos para viajes de larga distancia (Homal), para medir la temperatura, la presión barométrica, la altitud, la vibración y la ubicación del órgano mientras está en ruta. Con el dron y el biosensor inalámbrico listos, los investigadores necesitaban un órgano para completar el experimento.

Primeras pruebas

 

En marzo recibieron un riñón, que no era apto como para ser utilizado en un trasplante y estaba disponible para la investigación. En el transcurso de aproximadamente 24 horas, el riñón recorrió más de 1.600 kilómetros.

En total, el órgano estuvo en el aire durante poco más de una hora en el transcurso de 14 misiones de vuelo. Para la ruta más lejana, el riñón voló 2.415 metros, una distancia similar a la longitud de las rutas de envío potenciales para los órganos de donantes entre los hospitales del centro de la ciudad.

Los investigadores encontraron que la temperatura del riñón se mantuvo estable durante todas las pruebas. Las biopsias del riñón antes y después del transporte no revelaron ningún daño durante el viaje. "Este es el primer paso de una serie que creo que hará que los pacientes se acerquen más a sus órganos que salvan vidas más rápido y con mejores resultados", añadió Scalea.

Restricciones aéreas

 

Un UAV en EEUU debe permanecer actualmente dentro de la línea de visión del piloto durante todo el vuelo. Y las regulaciones de la Administración Federal de Aviación establecen que no puede volar a más de 122 metros por encima de las estructuras dentro del área en la que está volando. Estas limitaciones afectan no solo a los órganos vitales, sino también a una gran cantidad de otros suministros médicos para los cuales se están explorando los drones como método de entrega.

Sobre esta regulación, Scalea indicó que "estas cosas serán abordables y podremos superarlas con trabajo duro, pero creo que podemos hacerlo". En este momento, los grupos de investigación y Scalea están trabajando para identificar escenarios en los que podría funcionar la entrega de drones. 

Foto: Universidad de Maryland.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje