menú responsive
Tecnología
-/5 | 0 votos

Propuesta a la FAA

La NASA y Uber se alían para controlar el tráfico aéreo en Texas

06/07/2018 | Madrid

La NASA y Uber se han aliado para desarrollar un control de tráfico aéreo automatizado para evitar colisiones y permitir un nuevo negocio, los drones taxis. La NASA está desarrollando un sistema de control junto a otras organizaciones y pretende iniciar las pruebas en 2019. El objetivo es que sean autónomos pero, en principio, irán pilotados por una persona.

Los drones tendrán despegue y aterrizaje en vertical, que se realizaran desde edificios habilitados para ello, alcanzaran una distancia de 320 kilómetros por hora y volarán a unos 300 metros. Además, podrán recorrer aproximadamente 100 kilómetros con cada carga de batería y estarán equipados con cuatro motores con hélices, un quinto motor y una hélice como propulsión.

Uber anunció, durante una conferencia de aviación realizada en Los Ángeles, que ha firmado "un acuerdo de colaboración con la agencia espacial americana". La NASA preparará simulaciones de tráfico aéreo sobre Texas y para el 2020 Uber espera tener su taxi dron.

Fases de evaluación

 

En su primera fase de evaluación, la NASA impedía que los drones se alejaran del piloto más allá de su vista, en su segunda prueba se les permitía llegar fuera del alcance visual pero lejos de áreas pobladas, este año están en proceso de prueba de tecnologías que impidan que se acerquen unos a otros o que se crucen sus trayectorias. El próximo año evaluarán, en su última fase, su vuelo en zonas pobladas.

El vuelo en zonas habitacionales está prohibido en la actualidad por la Administracion Federal de Aviación (FAA). Cuando se compruebe su funcionabilidad, la NASA pretende pasar el sistema a la FAA para ver cómo compatibilizarlo con los vuelos controlados con pilotos humanos.

La agencia americana empezó a trabajar en 2015 en un sistema de control de tráfico aéreo. Consistía en centrarse en el tráfico por debajo de los 120 metros, que no son controlados por la FAA ni organismos de otros países. Por eso la ley permite volar drones o aeromodelos hasta una altura específica que equivale a 400 pies.

Zona objetivo

 

Uber quiere que su taxi dron sobrevuele en áreas urbanas con más de dos millones de personas y una densidad de más de 2.000 habitantes por milla cuadrada, con la intención de conectar puntos alejados en grandes poblaciones. Además, pretenden volar entre puntos concretos y no desde o hacia cualquier lugar, con paradas de recogida o bajada.

Foto: NASA.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje