menú responsive
Defensa y Seguridad
-/5 | 0 votos

Demostración a nivel mundial

DroneShield exhibe su sistema antidron en Madrid

20/03/2018 | Madrid

S. Campo

La empresa de seguridad australiana, DroneShield, ha desarrollado un dispositivo que permite interferir en las señales que reciben los drones y tomar el control de los mismos. Para mostrar su eficacia, la compañía reunió a miembros del sector y empresas de seguridad en el madrileño aeródromo de Villanueva de la Cañada donde ha realizado una demo a nivel mundial. Acompañada por su distribuidora en España, Armers VDC SLU y  System Drone España, durante la exhibición, Infodron.es pudo comprobar el funcionamiento de tres sistemas: Drone Sentry, DroneGun Tactical y DroneGun MKII.

Durante la demostración se probó el funcionamiento de la DroneGun Tactical, la versión mejorada de DroneGun MKII. Se trata de un dispositivo montado sobre la estructura de un fusil de asalto que, dirigido hacia su objetivo, toma el control de la aeronave hasta hacerla aterrizar. Es decir, un inhibidor de frecuencias de muy largo alcance, y además, direccional. Esto quiere decir que cuando esta “pistola” se apunta a un dron, interfiere con la conexión de su dueño a una distancia máxima de un kilómetro, emitiendo una señal que confunde al dron. "Trabaja en  frecuencias de 433 MHz, 915 MHz,  2.4 GHz y 5,8  GH. Lleva baterías integradas y no lleva la mochila de los modelos anteriores", describe el el presidente de Armers, Santiago Trías.

El equipo puede dejar fuera de servicio a multitud de sistemas aéreos remotamente pilotados diferentes a una distancia máxima de hasta 1 kilómetro. Para ello el operador debe apuntar al aparato y lanzar señales de interferencias en un rango de frecuencias empleadas por los drones, lo que le hará o bien descender hasta el suelo o bien regresar hasta su estación de control. De este modo no se pone en peligro su carga, para evitar daños cuando ésta contenga explosivos, por ejemplo. En este segundo caso, el regreso del dron a donde se encuentran sus pilotos, la acción sirve además para localizarlos.

Por otro lado, el director general de System Drone España, Juan Antonio Villares, asegura a Infodron.es que este sistema puede desactivar “cualquier tipo de dron, tanto europeo como estadounidense”. Además, recuerda que se carga con batería de iones de litio recargable  y cuenta “con certificado OTAN”. El artilugio pesa en torno a 7 kilos y no requiere entrenamiento previo para su uso.

De hecho, tal y como explica  a este medio el CEO de DroneShield, Oleg Vornik, cada vez se incorporan más sistemas antidron a los ejércitos, a la seguridad en zonas críticas o en grandes zonas área. Asimismo, preguntado por  los motivos por los eligió España para esta exhibición a  nivel mundial, subraya que nuestro país “es una mercado clave para la compañía".

Radar DroneSentry

 

Por otro lado, se probó el funcionamiento de DroneSentry, un equipo de radar que integra un  conjunto de sensores y contramedidas en una plataforma desplegable en instalaciones permanentes o temporales. Incorpora radar RadarOne, sensores acústicos WideAlert, detectores RfOne RF y cámaras DroneHeat y DroneOpt (con drone Beam). El radar correlaciona los datos disponibles para los usuarios y proporciona la máxima conciencia de la situación y la respuesta más rápida a los ataques aéreos.  

“Es uno de los equipos más compactos. Está pensado para orientaciones superiores. Es un inhibidor automático que está programado para  cubrir área de 360 grados y va integrado en un software donde tenemos todo el control”,  explicó el presidente de Armers quien subrayó que es “muy sencillo de manejar”. Desde la compañía subrayan que es muy fácil de usar porque cuenta con una plataforma de back office de mantenimiento, así como asesoramiento.  Esta solución es ideal para ubicaciones e instalaciones críticas, por ejemplo cárceles, fronteras o incluso en la inmediaciones de un estadio deportivo.

El mercado antidron podría alcanzar un valor de 1.850 millones de dólares para el año 2024, un gran aumento respecto a los 299 millones registrados en el 2015, según un informe de la estadounidense Grand View Research Inc.

Foto: demostración del sistema de DroneShield en el aeródromo de Villanueva de la Cañada. S. Campo

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje