menú responsive
Tecnología
-/5 | 0 votos

Entrevista INFODRON.ES

A. Benito (UVA): "La sensorización del Photonic Laser Shield detecta impactos en tiempo real"

08/01/2018 | Madrid

Tania M. Tomás

La Universidad de Valladolid (UVA), en colaboración con la Universidad de Salamanca (USAL), realizó a finales del pasado año las primeras pruebas del sistema patentado Photonic Laser Shield con tecnología Stealth incorporado al prototipo de vehículo de tierra no tripulado (UGV) de cuyo desarrollo informó este diario. El investigador principal del proyecto, Alberto Benito, explicó a Infodron.es en qué consiste esta tecnología y qué ventajas puede aportar a los sistemas aéreos no tripulados (RPAS).

Alberto Benito es licenciado en Ingeniería química, posgraduado en Física y Tecnología de los Láseres y autor de las patentes de estas nuevas tecnologías en el área de la fotónica e ingeniería.

Prototipo UGV. Universidad Valladolid¿En qué consiste el sistema Photonic Láser Shield?

Es un blindaje de protección antibalas, tiene un recubrimiento antirradar y además está sensorizado en toda la superficie con un material de base orgánica. Se trata de un blindaje que tiene propiedades especiales. Esta patente la tiene la Universidad de Valladolid.

¿Cómo actúa la sensorización fotónica?

Por ejemplo, si se utiliza como un blindaje antibalas, que es como se había diseñado, detecta electrónicamente orificios, roturas, torsiones o golpes que no llegan a romper el material pero sí a provocar deformaciones.

¿Qué implica su aplicación a sistemas no tripulados?

Los UAV o UGV que puedan sufrir un impacto, alomejor un dron es más difícil pero para saber si en su fuselaje ha sufrido algún impacto (sin llegar a romperse hasta quedar inutilizado) o no está en las mismas condiciones que como salió de fábrica, sirve para hacer un chequeo no destructivo del estado del fuselaje, es decir, puedes saber, sin tener que hacer una prueba que rompa el material, cómo está el material. Es un sistema que en los chalecos antibalas no llevan un sistema de comprobación a tiempo real.

Previene reparaciones mayores o que los sistemas queden inutilizados antes de tiempo…

Exactamente, si tiene un golpe en el despegue por ejemplo, un UAV que se ha golpeado con un pájaro y tiene una fisura, hasta que no haya aterrizado no lo podríamos saber, pero en cambio con este sistema podríamos ver si ha sufrido algún golpe o el fuselaje tiene algún fallo, sin apenas incrementar peso.

¿A qué otros sistemas puede beneficiar esta tecnología?

Prototipo UGV sistema antirradarlos blindajes de base orgánica que se utilizan hoy en día no llevan ese sensorizado. Por ejemplo podría utilizarse en UGV del ámbito militar, que pueden recibir impactos pero no saben de dónde viene. Se podría localizar en qué punto y qué tipo de calibre, bala o energía con la que se ha recibido ese impacto, puede dar información extra del peligro que es, de dónde se encuentra (en este caso podría ser un terrorista), y dar más seguridad para el equipo.

¿Qué características destacaría del prototipo de UGV?

Sobre todo, que tiene también propiedades antirradar. Lleva un recubrimiento de nanopartículas cerromagnéticas y, gracias a ese material, se absorbe el radar. También por la construcción textil se evita la detección del radar. Está pensado para el diseño de UGV con baja huella de radar. Ahora mismo no existen en el mercado muchos sistemas no tripulados que tengan en cuenta ese aspecto. Además, es un material bastante ligero.

El prototipo incorpora también un sistema láser…

Prototipo UGV. Detalle de la huella térmica de la emisión láserSí, este prototipo lleva también un sistema láser de contramedidas térmicas. Es un láser que emite señales para confundir los sistemas de guiado térmico de misiles. Lo que pretende es crear unos señuelos que confundan los sensores infrarrojos para evitar el seguimiento efectivo térmico. Es decir, si se intenta destruir un dron por la huella térmica que emite, se podría confundir al sistema con este láser. Aunque para drones pequeños, por el peso, no es recomendable este sistema de contramedidas térmico. Mi estimación es que es adecuado para drones a partir de dos o tres metros de envergadura. En este caso, la patente es de la Universidad de Salamanca. En el caso del sistema de blindaje, sí es válido también para drones más pequeños.

¿Cuál es su valoración sobre las pruebas realizadas?

Las pruebas con los visores de visión térmica, como se ve en las imágenes, han funcionado bien. Está en fase de prototipo todavía, pero las primeras pruebas han salido bien. Cuando se presentaron las patentes, durante seis meses se clasificaron como secretas por el Ministerio de Defensa, pero finalmente se han desclasificado.

¿Cuáles son los siguientes pasos de esta investigación?

Buscar una empresa que tenga interés en la fabricación e intentar sacarlo al mercado, lanzando nuevas mejoras ya en la fase de producción. Siempre se pueden ir añadiendo nuevas tecnologías que no dejen de mejorar el sistema.

Foto: El investigador principal del proyecto, Alberto Benito, junto al prototipo de UGV

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje