menú responsive
Legislación
-/5 | 0 votos

Entrevista INFODRON.ES

I. Maestre (AESA): "Tenemos en 2018 el gran reto de aplicar la nueva normativa de drones"

20/12/2017 | Madrid

Tania M. Tomás

La directora de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), Isabel Maestre, detalló a Infodron.es las claves de la nueva normativa para el uso de UAV civiles, aprobada en Consejo de Ministros el pasado viernes. A la espera de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para conocer el documento definitivo, Maestre adelantó que la nueva ley contribuirá a un desarrollo "robusto y seguro de este prometedor sector". Aseguró que AESA y la Comisión Asesora de RPAS que la agencia creó para trabajar sobre las necesidades reales del sector, han contado con todos los agentes implicados, desde empresas a clientes de servicios con drones, para garantizar una regulación efectiva. De cara al próximo año, Maestre afirmó que es un "gran reto" asegurar que la ley se aplique de forma adecuada para garantizar la seguridad de todos. "Sin seguridad no hay sector", concluyó.

¿Qué novedades ha incorporado el Real Decreto?

La nueva norma establece los requisitos para que los operadores de drones puedan desarrollar de forma segura actividades en entornos en los que hasta ahora no era posible hacerlo, como el sobrevuelo en entornos de edificios, reuniones de personas al aire libre y vuelos nocturnos, eso sí, para ello, es necesario realizar un estudio de seguridad de la operación y tener una autorización previa de AESA. También se permiten operaciones en espacio aéreo controlado, aunque se requerirán requisitos de formación del personal y de los equipos, así como un estudio aeronáutico de seguridad coordinado con el proveedor de servicios de tránsito aéreo.

¿Y sobre los drones recreativos?

En cuanto a medidas relativas al uso recreativo de los drones, este Real Decreto establece una serie de limitaciones destinadas a garantizar la seguridad del espacio aéreo y la de la ciudadanía. De esta forma, estos vuelos se deberán realizar, por lo general, fuera de los entornos urbanos (a no ser que el dron sea de peso inferior a 250 gramos), de día, alejados a más de 8 kilómetros de los aeropuertos, manteniendo el dron siempre a la vista a un máximo de 120 metros del suelo, en condiciones meteorológicas adecuadas (sin niebla, sin lluvia y sin viento), en espacio aéreo controlado y sin poner en peligro a personas y bienes en tierra.

¿Cómo valora AESA esta regulación?

El nuevo Real Decreto desarrolla el marco normativo adoptado inicialmente por el Real Decreto Ley 18/2014, para facilitar el avance de una actividad económica emergente al tiempo que establece las medidas necesarias para la realización segura de las operaciones en las que intervengan estas aeronaves. Si tenemos en cuenta que con la anterior norma se crearon  2.728 operadores de drones, 74 escuelas de formación, así como una veintena de fabricantes, es de esperar que el sector de un impulso importante con esta  nueva regulación, que es más flexible y permite realizar más tipos de operaciones, además la norma vigente hasta ahora establecía unos requisitos mínimos para la operación con drones, pero no abarcaba toda la casuística de potenciales actividades que el sector ha venido planteando durante todos estos meses.

¿Es adecuada a las necesidades del sector?

Desde AESA nos hemos preocupado por trabajar siempre al lado del sector, consideramos que es fundamental conocer sus necesidades para poder regular y trabajar de forma efectiva, no debemos olvidar que es una tecnología que está en constante evolución. Por ello, hemos creado la Comisión Asesora de RPAS de AESA, de la que forman parte representantes del sector, desde empresas, pilotos, escuelas, clientes de las empresas de drones, etc. Esa comisión tiene por objetivo trabajar por y para el desarrollo robusto y seguro de este prometedor sector, y la nueva regulación contribuirá a ello.

¿Va a ser más útil a partir de ahora ser piloto de drones profesional en España?

El campo de aplicación de este tipo de aparatos es extensísimo, y pueden ayudar a mejorar la seguridad y la eficiencia en muchos ámbitos. Además de las ya conocidas en la agricultura, topografía o vigilancia tanto forestal como marítima, cada día surgen nuevas e infinitas aplicaciones, como el uso de drones para el control fiscal, por ejemplo de propiedades declaradas como zonas no urbanizadas y verificar a través de drones que realmente es así. El uso de drones contra grafiteros, que ya utilizan en Alemania, o el uso de drones contra los furtivos para proteger las especies protegidas. De hecho, todos los días conocemos nuevas utilidades de los drones, para luchar contra las plagas de mosquitos, para vigilar la actividad volcánica, controlar las crecidas fluviales, localizar bancos de pesca, investigar la vida salvaje, levantamiento de planos, filmación de películas o salvamento marítimo.

Todas estas nuevas aplicaciones, necesitan pilotos de drones especializados en cada ámbito. Cuantas más utilidades, cuanto más desarrollo tecnológico y normativo, más crecimiento de los profesionales del sector, no sólo pilotos.

¿Cuáles son las previsiones de AESA sobre el sector de cara a 2018?

AESA tiene en 2018 el gran reto de la aplicación de la nueva normativa de drones, que ésta se haga de forma adecuada, equilibrada, que permita el desarrollo del sector y garantice la seguridad de todos. Además de seguir trabajando en el desarrollo de la norma que sea necesario como consecuencia de la evolución tecnológica. No podemos olvidar que España ha sido uno de los países pioneros en el desarrollo de la normativa de drones en Europa y a nivel internacional. Nosotros tenemos norma desde hace tres años y ahora estrenamos una nueva normativa más amplia y más completa, que llega antes que la europea, y de hecho, la experiencia de los países que tenemos norma está siendo clave en el desarrollo de la regulación europea, de ahí que tenemos que lograr que la norma se implante de forma correcta, y la seguridad debe ser nuestra prioridad.

De la seguridad depende el futuro del sector. Todas las posibilidades que tiene el desarrollo de los drones, se acabarían si no fueran seguros. Hay que garantizar la seguridad del resto de las aeronaves con las que comparten el espacio aéreo, hay que asegurar que las personas y los bienes en tierra no corren peligro, y por supuesto, que estas aeronaves pilotadas por control remoto no son utilizadas de forma ilícita. Sin seguridad no hay sector.

Foto: La directora de AESA, Isabel Maestre. AESA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje