menú responsive
Tecnología
-/5 | 0 votos

Instituto de Tecnología de Massachusetts

El MIT desarrolla el dron cohete Firefly

28/11/2017 | Madrid

El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) está desarrollando un pequeño vehículo no tripulado (UAV) llamado Firefly, que se podrá lanzar desde otro vehículo aéreo y volar a más de 950 km/h. Este UAV mide 6,35 centímetros de ancho y 43 de largo.

El profesor de aeronáutica y astronáutica del MIT John Hansman afirmó que "no había ningún vehículo con esta velocidad, de este tamaño y que pudiera desplegarse desde un avión". Con el Firefly "la verdadera ventaja es que podemos programar el empuje variando la mezcla del inhibidor para variar la velocidad de combustión", dijo Hansman.

El Firefly tiene forma de semilla. La mitad inferior es el motor del cohete, y la mitad superior contiene la carga útil y los sistemas de aviónica y de control de vuelo. Un ala extraíble se monta debajo del cuerpo y las superficies de cola desplegables proporcionan control de vuelo.

Según lo recogido por Aviation Week, el profesor explicó que si un cohete sólido se quema demasiado lento, no hay suficiente presión para mantener la combustión, por lo que el propulsor de perclorato de amonio se mezcla con un inhibidor de oxamida para controlar la velocidad de combustión.

Los cohetes sólidos generalmente arden de adentro hacia afuera, explicó Hansman, pero el motor del Firefly se quema desde el extremo de popa hacia adelante, agotándose a través de una boquilla de grafito o cerámica. La mayoría de los cohetes sólidos son cilíndricos, pero debido a la forma curva de Firefly, la superficie ardiente dentro del motor cambia a medida que se consume propulsor. Esta es otra razón por la cual el inhibidor se mezcla para controlar la velocidad de combustión.

Fabricación aditiva

El cuerpo de titanio del UAV fue producido por Renishaw Canada utilizando fabricación aditiva, lo que lo convierte en uno de los primeros cohetes impresos en 3D. El cuerpo se imprime en dos mitades diseñadas para ajustarse.

Renishaw imprimirá tres conjuntos adicionales de cajas de cohetes de un diseño revisado con más curvatura en la superficie superior, más parecido a un recipiente a presión.

Con el motor del cohete tan cerca de la electrónica, la gestión térmica es un desafío. El diseño inicial tenía una entrada que alimentaba de aire el conducto de enfriamiento. Esto ha sido reemplazado por una capa aislante, liberando parte delantera para la carga útil.

El motor no se encenderá a presiones normales, por lo que la carga del encendedor se usa para elevar la temperatura y las presiones de la cámara hasta el punto donde el cohete sólido comenzará a quemarse. El encendedor láser se monta en una unidad estabilizadora que se expulsa cuando el motor arranca.

Foto: MIT

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje