menú responsive
Comercial
-/5 | 0 votos

Entrevista INFODRON

Antonio Mota (Aerosolutions): "El gran desarrollo de los RPAS comerciales se dará en el sector público"

18/09/2017 | Madrid

Tania M. Tomás

Para arrojar luz sobre el uso profesional de RPAS en España, la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA) se propuso la creación de un Libro Blanco sobre el estado del sector. El proyecto lo lleva a cabo la compañía Aerosolutions Spain. Su fundador, Antonio Mota Sandoval, avanza a Infodron.es algunas conclusiones de la investigación que realizan en colaboración también con Aerpas, Aedron, Cedae y AESA, a quienes ya han adelantado los primeros resultados.

Antonio Mota es ingeniero aeronáutico, fue uno de los fundadores de Air Europa y tiene una experiencia de más de 30 años en compañías aéreas. En 2013 fundó Aerosolutions, dedicada a la ingeniería operacional.

¿Por qué es necesario el proyecto de AECA?

Dentro de la asociación de compañías que se dedican a trabajos aéreos, enfocados por ejemplo a emergencias, han visto que el de los RPAS es un sector que les va a traer muchos cambios. Por eso AECA nos pidió un estudio para que veamos por dónde va esto, para ver si los drones son de verdad un negocio potencial o se trata de una burbuja, y yo creo que hay un poco de los dos. Con las conclusiones de la investigación se creará una especie de Libro Blanco, que básicamente se trata de la posición formal de las compañías aéreas con respecto a la presencia de RPAS.

¿Cómo se articula ese Libro Blanco del sector?

El trabajo se divide en cuatro partes. Por un lado nos han pedido un directorio nacional de entidades que tienen relación con el sector. Llevamos unos meses estudiando el mercado y tenemos unas 350, entre públicas, semi-públicas  y privadas que participan en el negocio en España, desde universidades, centros de investigación, campos de ensayos, institutos de fomento, etc. Primero identificamos donde están los actores, lo que está bastante avanzado, y lo que nos falta es saber qué interés tiene lo que hace cada uno. La segunda parte es un estudio de mercado de los operadores. Según el listado de AESA hay registrados más de 2.500, pero hemos visto que de todos esos solo hay unos 20 que son empresas que funcionan, todos los demás, el 95%, no han hecho ni un trabajo a la semana.

¿Cómo llevan a cabo este estudio sobre los operadores?

Se han hecho más de 1.000 contactos telefónicos, porque la idea inicial era hacer un cuestionario por email pero las tasas de respuesta son bajísimas, y queríamos algo que al menos tuviera un 20% de respuesta del sector, para poder decir que es representativo. Entonces optamos por la entrevista telefónica, que complementamos con la parte online. El cuestionario son 32 preguntas que buscan conocer la base de negocio, y en estos momentos tenemos 400 cuestionarios completados, nuestra idea es llegar a unos 200 más.

¿Puede avanzar algunas conclusiones extraídas de los cuestionarios?

Si analizamos las conclusiones de lo que estamos viendo, hay realmente una burbuja. Tenemos resultados significativos y las conclusiones son terribles. Más de 5.000 personas en España han hecho un curso de operador y han pagado por el certificado, unos se han registrado como operadores y otros se han quedado ahí. Pero de los registrados en AESA, el 95% no ha hecho nada significativo. De alguna manera se ha fomentado una burbuja, mucha gente que estaba en el paro vio un hueco en el negocio de los drones, pero tres cuartas partes de los encuestados están frustrados, entre el 70 y el  80% piensa que ahora mismo es un mal negocio, pero una gran mayoría piensa también que será bueno en el futuro.

Pero también hay casos de éxito.

Hemos estudiado las empresas más representativas y ya tenemos datos de los flujos económicos que se están moviendo en el sector. También preguntamos por si están en alguna asociación, y hemos encontrado que tan solo un tercio ve interesante estar en agrupaciones como Aerpas, no hay mucha vocación asociacionista, y es curioso porque precisamente en un sector como este la agrupación es fundamental.

¿Es esta parte la más interesante para evaluar la situación real del sector?

Sí, creemos que la encuesta nos va a permitir tener una información muy relevante y precisa sobre la situación del mercado. Preguntamos por la actividad principal del negocio, por cuántos trabajadores operan con drones, qué tipos y cuántos RPAS manejan. Hemos encontrado que aproximadamente un 55% son autónomos y el resto empresas. Otro dato es que aproximadamente el 90% trabaja exclusivamente con productos DJI. También nos fijamos en su distribución geográfica, por localidades, provincias y comunidades autónomas. Preguntamos por los sensores que utilizan, porque si dicen que hacen agricultura de precisión pero luego nos dicen que no tienen un sensor multiespectral, o si dicen que hacen inspecciones fotovoltaicas pero no tienen un sensor infrarrojo, pues nos están engañando.

Las propias preguntas sirven para contrastar.

Sí, otra forma de comprobar es saber cuántos trabajos han realizado, y hay prácticamente un 20% que jamás ha hecho ninguno. Los que han hecho al menos un trabajo a la semana son menos del 10% de los operadores. Respecto al interés en la nueva normativa, en volar de noche o en espacios controlados hay muy poco interés, pero en volar en entornos urbanos están interesados prácticamente todos. Preguntamos también si han trabajado fuera de España, y vemos que las pocas que están ganando dinero son las que han ido a trabajar a Latino América, algunas también han ido a Portugal, donde no necesitan ningún título de piloto, la portuguesa es una ley de áreas, pero no establece requisitos de formación.

¿Cuál es la tercera parte del proyecto?

La tercera parte es un análisis tecnológico, las empresas quieren ver cuál es la situación actual del estado del arte de la tecnología, y ver si en unos cinco años va a suponer una amenaza para su negocio tradicional o no. Porque el avión sin piloto puede ser una realidad dentro de 20 años, y consideramos que en aproximadamente una década el 80% de los trabajos aéreos de transporte de carga, sobre todo pequeños transportes,  se harán con RPAS.

¿Y la cuarta?

La cuarta parte que nos han pedido es una especie de guía práctica legal para ver cómo se articula legalmente el sector y cómo se pueden favorecer las peticiones de las empresas.

 ¿Para cuándo harán públicos los resultados?

Para finales de este mes esperamos tener una cifra del volumen de negocio que ha representado de forma anual en España el sector de los RPAS, que es lo que nos han encargado. Y tenemos compromiso de tener antes las conclusiones de la encuesta. Si hay algo que tenemos claro es que donde va a estar en los próximos tres años el gran desarrollo de los RPAS comerciales es en el sector público. En tres años no va a haber ayuntamiento, comunidad autónoma, comisaría de policía local, entidad de emergencias o de protección civil que no quiera tener un UAV. Es verdad que algunos buscaran una empresa que dé los servicios, pero hemos encontrado que van a ser los menos. 

Foto: Antonio Mota Sandoval. T.M.T.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje