menú responsive
Sistemas
-/5 | 0 votos

Universidad del Mar

La Umar mexicana usa drones aéreos y marinos para cartografía de precisión

16/08/2017 | Madrid

El Laboratorio de Sistemas de Información Geográfica y Percepción Remota de la Universidad del Mar (Umar), en el estado mexicano de Oaxaca, proporciona a alumnos y especialistas datos cartográficos útiles para investigación.

A través de drones aéreos y marinos, el laboratorio recoge información para las bases de datos que facilitan tareas como el conocimiento de especies, monitoreo de incendios u obtención de cartografía de fondos marinos.

Eduardo Ramírez Chávez, especialista en administración integral del medio ambiente y biología marina, dirige este centro de investigación y explicó al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología mexicano (Conacyt) que, además de generar información para uso interno, el laboratorio colabora con otras instituciones del área del medioambiente.

Los vehículos aéreos no tripulados (UAV por sus siglas en inglés) son las herramientas principales del laboratorio, permiten la exploración geográfica para conocer datos como temperatura, ubicación y toma de imágenes.

Estos drones, según la norma emitida por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), pueden volar en territorio mexicano a una altura máxima de 122 metros y en una línea visual no mayor a 457 metros del operador.

Drones marinos

Ramírez Chávez explicó que los drones facilitan el monitoreo biológico de especies marinas como delfines y rayas, además el seguimiento de granjas acuícolas. El laboratorio emplea un dron marino —también llamado glider—para explorar los arrecifes y determinar el grado de sedimentación en estas zonas. Otro de los usos es la exploración de la biodiversidad de los corales en costas oaxaqueñas.

El Parque Nacional Huatulco forma parte de las zonas naturales protegidas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), que acoge 11.890 hectáreas de extensión terrestre y marina. El equipamiento del recinto integra también drones que han sido utilizados tanto para el monitoreo de incendios forestales como para la elaboración cartografía de precisión.

Actualmente, el laboratorio mantiene colaboración con la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para el monitoreo de incendios forestales, y hasta el momento los drones han examinado 66 hectáreas de superficie para evaluar zonas dañadas o susceptibles de sufrir incendios.

Otra investigación emergente es la búsqueda de material pétreo empleando drones sobre los ríos. Los UAV capturan fotografías individuales que posteriormente unen en un mosaico para calcular los volúmenes de material pétreo. La importancia de este estudio reside en el impacto que tiene el material pétreo en el sistema pluvial, pues el material viaja hasta los arrecifes provocando un proceso de sedimentación que culmina en la muerte de los corales.

Foto: Schiebel

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje