menú responsive
Comercial
-/5 | 0 votos

Expectativas de cara a la nueva ley

El sector de los RPAS espera crecer con los permisos de sobrevuelo en zonas urbanas

03/08/2017 | Madrid

Tania M. Tomás

El uso de drones puede aportar inmensas utilidades y ventajas a la industria, tanto en el sector público como en el privado, pero la ausencia de una regulación adaptada a las nuevas necesidades obliga a muchas empresas a negar servicios que están siendo cada vez más demandados. Por ejemplo, el uso de RPAS para control de la documentación catastral o inspección de obras y de zonas urbanizables está limitado por la prohibición de sobrevolar áreas urbanas que recoge la legislación actual.

Compañías como Dron Valencia, creadora del primer banco de imágenes aéreas de la Comunidad Valenciana (Droneteca), tienen que rechazar un alto porcentaje de trabajos por esta prohibición. Nacho Guerrero es uno de sus responsables y cuenta a Infodron.es que desde 2015, cuando empezaron a trabajar con drones en el sector audiovisual, han notado una gran evolución.

De momento la empresa valenciana realiza sobre todo vídeos y fotografías aéreas para campañas corporativas o de publicidad, pero no porque sean los servicios más demandados. "Rechazamos un alto porcentaje de trabajos porque la ley frena la grabación en cascos urbanos para documentación catastral o inspección de obras", asegura Guerrero.

En los más de dos años que lleva trabajando con RPAS, Dron Valencia no duda que la regulación sobre el sector "ha mejorado mucho, antes no había casi información". Aún así, afirma Guerrero, se han encontrado con casos de ayuntamientos que no saben que necesitan permisos para trabajar con drones, "hemos asesorado a algunos ayuntamientos que no conocían las limitaciones para sobrevolar ciertas zonas".

En Dron Valencia utilizan dos UAV de la compañía china DJI, que los equipa también con su software. De momento la empresa está a la espera de la aprobación del Real Decreto de octubre de 2016, que introducirá la apertura a sobrevolar áreas urbanas y reuniones al aire libre.

Lo mismo le sucede a la empresa madrileña Aerofilms, que trabaja también con modelos DJI. Su portavoz Antonio Andrés cuenta a este medio que desde 2016 trabajan con drones profesionales y asegura que, por las prohibiciones actuales, se pierden muchos proyectos demandados por empresas y particulares.

También tienen que rechazar peticiones de instituciones públicas interesadas en servicios de seguridad, revisión de infraestructuras o publicidad. "Mercado hay, el problema es la legislación, a diario tengo peticiones de presupuestos que tengo que rechazar", lamenta Andrés, que no obstante espera "una previsión muy buena si la normativa cambia de manera adecuada".

Aerofilms calcula que aumentaría sus servicios en más de un 100%, "ahora mismo, de diez peticiones que me llegan puedo hacer dos. Hasta ahora (la legislación sobre RPAS) se ha basado en prohibir, aunque con el ‘boom’ que ha habido quizá era necesario por seguridad", considera Andrés. Este operador pediría a la normativa pendiente que permita volar en cascos urbanos y aglomeraciones a las empresas que tienen toda la documentación en regla. "Que a las empresas, cumpliendo con las medidas de seguridad, se les abra el campo. Por ejemplo en el caso de bodas, que de momento no se puede hacer".

Una empresa joven que se está encontrando con las mismas limitaciones para crecer es la alicantina Aero Integral. Su responsable, Sergio Monteagudo, cree que es en las ciudades donde se debería dejar más margen de maniobra a pilotos acreditados.

En su caso, habiendo entrado al sector hace apenas cuatro meses, Aero Integral se ha encontrado con mucha competencia, y su director espera que con la adaptación de la normativa haya más posibilidades. La alicantina trabaja con los modelos DJI Inspire2 y Phantom3.

El sector agrícola encuentra menos limitaciones para operar

Empresas enfocadas al ámbito rural no tienen tantas limitaciones como sucede en zonas urbanas. Por ejemplo, la compañía riojana Drónica Solutions es especialista en agricultura de precisión y así lo asevera su responsable Carlos Tarragona, quien explica a Infodron.es que se encuentran sin embargo con el freno de que "todavía no hay confianza en estas nuevas técnicas en agricultura", por lo que prevé un medio plazo para que empiece a extenderse el uso de drones en este campo.

Además, asegura Tarragona que la falta de confianza en este sentido se debe en parte a que "ha habido empresas que han perjudicado al sector porque no conocían las necesidades agrícolas".

Desde hace un año y ocho meses, el trabajo de Drónica Solutions se centra especialmente en agricultura de precisión, topografía y cartografía con drones, desarrollando proyectos de investigación con la administración riojana y el Instituto de Ciencias de la Vid y el Vino (ICVV). Para operar en este campo utilizan el modelo estadounidense de ala fija Ag-Wing.

Respecto a las carencias en la legislación sobre los UAV, Tarragona destaca que están a la espera de poder llevar a cabo un proyecto de Smart City en Toledo. Esperan la apertura a sobrevolar áreas urbanas y reuniones al aire libre. Utilizando un Hexahedron de la sevillana Dronetools, este proyecto consistirá en reconstrucciones tridimensionales de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Foto: Aerofilms

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje