menú responsive
Comercial
-/5 | 0 votos

Nuevas herramientas audiovisuales

El 80% del uso de drones en Chile se destina al sector agrario

27/07/2017 | Santiago de Chile

Andrea Planas

Hoy en día los drones han beneficiado principalmente al mercado audiovisual, ya que la captura de imágenes de alta definición permite mejorar las labores en diferentes áreas, por ejemplo en la agricultura, donde actualmente se concentra el 80% del uso de los dispositivos, así lo certifica el Centro de Innovación de la Universidad Católica de Chile (UC).

El ingeniero y académico de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la UC, Yordi Norero, explica que los drones otorgan la posibilidad de hacer uso de la telemetría o enlace de datos, obtener vídeos en tiempo real y volar a través del piloto automático, además de tener la capacidad de incorporar otro tipo de tecnología como cámaras o sensores.

En agricultura, los drones pueden ser usados para supervisar los campos, vigilar los cultivos, aplicar productos químicos o facilitar la reforestación de campos a través del uso de aire comprimido.

Debido al hecho de que pueden ser cargados con sensores, los UAV son capaces de localizar plagas o falta de riego en los campos, lo que agiliza las soluciones. Por otro lado, están siendo utilizados para vigilar el ganado y buscarlo en caso de extravío.

Además, Norero detalla que los drones se utilizan en observación remota con fines de búsqueda y rescate, supervisión y rastreo de ganado, inspección de obras, auditorías energéticas con termografía aérea, inspección de líneas de alta tensión, vigilancia y prevención de incendios forestales, estudios del comportamiento animal, adquisición de datos meteorológicos con medición de variables ambientales y atmosféricas e, incluso, gestión de inventarios en bodegas.

Paso del mundo militar al civil

Los drones se han ido desarrollando y ampliando sus usos, que ya no son exclusivamente militares sino que se extienden a áreas como el control fronterizo, la seguridad y vigilancia, supervisión de infraestructuras, instalaciones industriales y agrícolas, comunicaciones y difusión de radio y televisión, revisión de la calidad del aire, recursos naturales y estudios ecológicos, meteorología, publicidad, ocio y entretenimiento. Los UAV también están siendo utilizados en operaciones de salvamento y atención a personas en situaciones de emergencia en zonas aisladas o tras catástrofes naturales.

Un ejemplo de recientes usos dados a los drones, está en la comuna de Las Condes en Santiago de Chile. El pasado febrero, su alcalde, Joaquín Lavínanunció el uso de drones municipales para vigilancia. Su objetivo era patrullar los sectores en los cuales había registros de tráfico de drogas, además de resguardar la seguridad de las viviendas y de esta forma disminuir los índices de delitos en la zona. 

El exjefe de área en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Emilio Aced Félez, señalaba en 2013 en la revista Red Seguridad, especializada en seguridad informática, protección de datos y comunicaciones, algunas cifras relacionadas con estos aparatos, asegurando que en los siguientes años se fabricarán unos 35.000 drones en el mundo, llegando a ser el área que más crecerá de la industria aeronáutica.

Tres grandes grupos

Cada vez hay más tipos de drones e infinidad de clasificaciones. Aced los divide en tres grandes grupos de acuerdo al tamaño, el peso que pueden transportar y la autonomía de vuelo: micro y mini UAV, tácticos y estratégicos.

Los micro y mini UAV son los más pequeños, tienen un peso aproximado de entre 100 gramos y 30 kilos, vuelan a no más de 300 metros de altura y su diseño les permite ser usados en la ciudad. Normalmente estos aparatos están equipados con diferentes tipos de cámara, como las de visión nocturna o térmicas.

En la segunda categoría encontramos los UAV tácticos que pueden pesar entre 150 y 1.500 kilos, vuelan a una altitud entre los 3.000 y los 8.000 metros y pueden diferir bastante en su autonomía de vuelo. Mayoritariamente son utilizados en operaciones de índole militar. También existen los de mayor autonomía que están equipados con tecnología que les permite tener conexiones vía satélite, algunos de estos dispositivos pueden volar durante 40 horas con un rango de actuación de 3.000 kilómetros, además de tener la posibilidad de cargar misiles guiados con sistemas de precisión. 

En la tercera y última categoría están los UAV estratégicos, que son plataformas que pueden llegar a pesar 12 toneladas y volar a una altitud de 20.000 metros. Principalmente cumplen funciones militares, sin embargo también son utilizados para realizar mapas y análisis atmosféricos y terrestres. El más renombrado es el Helios, operado por la NASA y que funciona con energía solar.

Foto: Dron Show Latin America

Ver galería de imágenes aquí

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje