menú responsive
Defensa y Seguridad
-/5 | 0 votos

Ausa Global Force 2017

Un dron de 200 dólares es abatido por un misil Patriot valorado en 3 millones

22/03/2017 | Madrid

G. S. Forte

Un país aliado de Estados Unidos sin especificar empleó recientemente un misil Patriot para acabar con la amenaza de un dron. De acuerdo con el general estadounidense David Perkins, comandante del Mando de Entrenamiento y Doctrina del Ejército (Tradoc, por sus siglas en inglés), se trataba de un cuadricóptero comercial “que cuesta 200 dólares en Amazon”. El dron “no tuvo ninguna oportunidad contra un Patriot”, ironizó el general durante su intervención en el congreso Global Force de la Asociación del Ejército de Estados Unidos (conocida por las siglas Ausa), que tuvo lugar la semana pasada en la ciudad de Huntswille, en el estado de Alabama.

El alto mando norteamericano empleó este ejemplo para sensibilizar acerca de los quebraderos de cabeza que los sistemas no tripulados están suponiendo para la defensa militar y de la necesidad de preparase para combatirlos. “Si soy el enemigo puedo pensar en comprar los cuadricópteros a 300 dólares que pueda para gastar todos los misiles Patriot”, explicó el militar en su ponencia.

Perkins calificó al país que ha echado mano de su caro sistema antimisiles para derribar un sencillo dron como “un aliado muy cercano”, aunque sin especificar más ni dar más pistas sobre el momento en el que tuvo lugar el hecho. Los Patriot prestan servicio en la actualidad a una docena de países, incluidos, además de Estados Unidos, donde se desarrollaron, Alemania, Arabia Saudí, España, Israel y Japón.

En boca del investigador del Royal United Services Institute, Justin Bronk, citado por la cadena británica BBC, el caso relatado por el general Perkins “expone en términos muy duros a los militares el desafío de enfrentarse a la realidad de una tecnología civil barata y fácilmente disponible con hardware extremadamente caro y de alto nivel diseñado para la guerra entre países”.

La industria de defensa lleva un tiempo enfocando parte de sus esfuerzos en el desarrollo de sistemas con los que contrarrestar las amenazas que representan los sistemas aéreos remotamente pilotados (RPAS, por sus siglas en inglés). Las alarmas se encendieron en la seguridad de los países occidentales con episodios como el aterrizaje de un dron doméstico en el mismo escenario donde la canciller alemana, Angela Merkel, pronunciada un discurso electoral en septiembre de 2013, la detección un año después de drones en las proximidades de distintas instalaciones nucleares francesas, y el aterrizaje a finales de 2014 de uno de estos aparatos en los jardines de la Casa Blanca, en Washington.

Frente a estas amenazas no parece muy adecuado el uso del Patriot, un arma calificada por su desarrollador, la compañía norteamericana Raytheon, como “el sistema de defensa aérea y antimisil más moderno y capaz del mundo”. Según sus responsables, con él se obtiene “protección contra una amplia gama de amenazas avanzadas, incluidos aviones, misiles tácticos balísticos, misiles de crucero y vehículos aéreos no tripulados”. El suceso relatado por el general Perkins confirma este último uso contra “vehículos aéreos no tripulados”, aunque caben dudas de que el fabricante se refiera a los que cuestan “200 dólares en Amazon”.

 

Foto: El general Perkins durante su intervención en AUSA Global Force 2017

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje