menú responsive
Comercial
-/5 | 0 votos

En el campus de Virginia Tech

Google ensaya este mes la entrega real de comida con drones

11/09/2016 | Madrid

G.S. Forte

Los estudios, ensayos, patentes, e incluso la legislación en torno al uso de sistemas de aeronaves remotamente pilotadas (RPAS) para la entrega de pequeñas mercancías se están acelerando en los últimos meses. Firmas como Amazon, DHL y Walmart están preparando el terreno para la eclosión definitiva de una actividad a la que se le calcula un negocio potencial de 13.000 millones de dólares, más del 10 por ciento de todo lo que la consultora Pricewaterhouse Coopers (PwC) prevé que llegarán a generar las actividades con drones. Un enorme salto se acaba de producir además con la primera regulación limitada del uso de estos aparatos para la entrega de paquetes en EEUU, en vigor desde el 29 de agosto. La última pieza de la construcción del futuro sector de la paquetería mediante aeronaves no tripuladas la ha puesto la matriz de Google, Alphabet, con su iniciativa para entregar comidas preparadas en un área de momento restringida.

La empresa ha firmado un acuerdo con la cadena de cocinados Chipotle Mexican Grill para ensayar en suministro de este tipo de pedidos, en concreto burritos, en el campus de la universidad estadounidense de Virginia Tech. El reto es probar que son capaces de entregar la comida en perfecto estado y lista para consumir empleando drones.

Los pedidos de los estudiantes saldrán de un camión emplazado junto al complejo universitario por vía aérea y cargados en RPAS hasta los clientes durante una semana de prueba que tendrá lugar a finales de este mismo mes de septiembre.

La elección de la singular comida mejicana se debe al doble reto que impone mantenerlos calientes durante el trayecto e impedir que sus ingredientes salgan despedidos con los vaivenes del despegue, el aterrizaje y el propio vuelo.

Se trata “de la operación de entrega por aire más compleja” de la que Mark Blanks tiene conciencia que ha tenido lugar en suelo de Estados Unidos, ha explicado a la agencia de información económica Bloomberg. Blanks es el director de la Asociación de Aviación del Atlántico Medio, uno de los seis grupos escogidos por la autoridad aeronáutica estadounidense, la FAA, como bancos de pruebas para la introducción de drones en el espacio aéreo, y a la que pertenece el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (VPISU), también conocida como Virginia Tech (VT).

Imagen: Universidad Virginia Tech

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje