Tecnología
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Detrás está el artista Bart Jansen

Copter Company fabrica drones con animales disecados

31/07/2016 | Madrid

G. S. Forte

Entre las decenas de disciplinas en las que ya se emplean sistemas aéreos no tripulados –agricultura, mensajería, seguridad, telecomunicaciones– difícilmente se podía intuir que acabaría figurando la taxidermia. La compañía neerlandesa Copter Company ha llevado el boom de los drones al disecado de animales para conservarlos con apariencia de vivos.

La empresa produce drones cuyas carcasas cubre con los cadáveres embalsamados de mascotas y otros animales. En su portal electrónico, Copter Company se define directamente como “una compañía con sede en Países Bajos que produce una amplia gama de drones con animales de taxidermia”.

Ente sus creaciones, la empresa destaca el Das Boot, un aparato al que define como el “primer tejón submarino del mundo”, y en síntesis se trata exactamente de eso: un sistema no tripulado submarino instalado en el interior de un verdadero tejón disecado.

Entre los sistemas aéreos se enumeran creaciones como un gato-dron fabricado después de que un coche atropellase al animal. Su dueño quiso rendirle un homenaje “dándoles una nueva vida, una vida electrónica”, explica. “Como le gustaban los pájaros”, explica el texto de la empresa, los especialistas de la compañía le dieron el singular uso actual. El hombre del animal cuando estaba vivo era Orville, por lo que el aparato del que ahora forma parte se denomina Orvillecopter.

Entre los múltiples ingenios ya desarrollados se figuran drones con cuerpos disecados de ratas, avestruces, e incluso tiburones. Detrás de la empresa se encuentra el artista Bart Jansen, lo que explica en gran medida la singular propuesta de una empresa que más allá de propósitos comerciales persigue una vía para expresar las inquietudes de su creador. “Los proyectos son el subproducto de la actividad humana y los errores que rodean nuestra raza idiota para el progreso tecnológico”, explica Jansen.

“Las obras ponen de manifiesto situaciones que muestran un desigual equilibro entre lo que nos gusta lograr y lo que realmente logramos”. Consiga o no este objetivo, los dispositivos que crea con esta iniciativa cumplen una condición básica: deben funcionar. Y de hecho lo hacen.

Imagen: Bart Jansen

 

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje