menú responsive
Comercial
-/5 | 0 votos

Iniciativa encabezada por Indra e Inaer

El complejo gallego de RPAS acoge a su primera empresa: Gaerum

19/07/2016 | Madrid

G. S. Forte

La Xunta de Galicia ha anunciado este lunes el primer establecimiento de una empresa de aviones no tripulados en el polo industrial de aeronaves no tripuladas de Rozas, en la provincia de Lugo. Se trata de la firma de ingeniería Gaerum SL, subcontratista de Indra, una de las dos compañías seleccionadas el pasado febrero para actuar de locomotora de este enclave tecnológico especializado (la otra es Inaer).

Gaerum ha completado los trámites para inscribirse en el registro mercantil como una nueva empresa con sede en Lugo. La nueva compañía apoya el trabajo de Indra en el desarrollo, construcción y certificación de los aviones opcionalmente no tripulados Targus, y también será responsable de dirigir y gestionar la construcción del nuevo hangar con el que contará Indra en el aeródromo de Rozas. Además será responsable de las operaciones de vuelo del RPAS (sistema aéreo remotamente tripulado) MRI P2006T (en la imagen), para lo que pondrá a disposición de Indra conductores, operadores y mecánicos.

El domicilio fiscal de la empresa está establecido en Lugo, aunque se espera que en los próximos meses se instale permanentemente en el aeródromo de Rozas. La compañía esperará para ello haber completado las obras del nuevo hangar y la instalación de sus oficinas en el complejo del municipio de Castro de Rei, donde está ubicado el citado aeródromo.

Un equipo de profesionales se trasladará a la zona en los próximos días para iniciar el trabajo en los nuevos desarrollos de software y la mejora del avión de vigilancia pilotado MRI P2006T de Indra, que a partir de este mes se basa en el aeródromo gallego. Posteriormente, en septiembre, Gaerum Ingeniería comenzará a trabajar apoyando a Indra en el desarrollo del avión opcionalmente tripulado Targus, la versión de la aeronave no tripulada del P2006T.

Gaerum Ingeniería forma parte del grupo Tecnam Aviation, compañía responsable de la integración de sistemas en plataformas aéreas de ala fija de la marca Tecnam. En concreto trabaja sobre el citado modelo P2006T. Además presta servicios de operaciones aéreas y de diseño y fabricación de plataformas aéreas dotadas de sistemas y sensores especiales. También ofrece servicios de consultoría técnica y de ingeniería, y de entrenamiento de pilotos, operadores y mecánicos.

Indra lleva años trabajando con esta empresa en el desarrollo del mencionado MRI P2006T, “una aeronave que ofrece las más altas capacidades de supervisión al coste de operación más competitivo” de las que participan “en la vigilancia de las misiones humanitarias en el Mar Mediterráneo”, según sus artífices.

El avión está equipado con un innovador radar de barrido electrónico Seaspray 5000E, una cámara visible e infrarroja de alta resolución, un sistema AIS de identificación de buques, una línea de radioenlace con un alcance de 180 millas náuticas y una terminal de comunicaciones por satélite Inmarsat. “Esta tecnología convierte a la plataforma de Indra en una herramienta perfecta para apoyar misiones de rescate en el mar, de vigilancia costera, de detección de fugas o de protección de los bosques, entre otras tareas”, de acuerdo con la información facilitada por la Xunta de Galicia

La implantación de la nueva empresa forma parte de los compromisos adquiridos en la puesta en marcha del polo tecnológico de Rozas, que asciende a 115 millones de inversión e incluye la creación de un nuevo tejido industrial en Galicia. Además de la sede de esta firma de Tecnam Aviation, Galicia será sede de las empresas Acubens y S4A Solutions, que se añadirán a la llegada de otras tres filiales Indra.

El impacto de este proyecto en el tejido industrial se extiende a 18 empresas de diferentes sectores, como el aeronáutico, el metalúrgico, la construcción naval y las tecnologías de la información y la comunicación. También implica a 13 centros de conocimiento de la comunidad, entre los que figuran las tres universidades gallegas. Para ello, Indra e Inaer tienen reservados 42 millones en contratos, a los que se suman las posibilidades de participación en la explotación de la tecnología que se desarrolle.

Fotografía: Tecnam Aviation

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje