menú responsive
Defensa y Seguridad
-/5 | 0 votos

Misiones ISR

La Guardia Costera de EEUU contrata a Insitu el UAS ScanEagle

30/06/2016 | Washington

Infodron.es

Un buque de la Guardia Costera de EEUU equipará el sistema aéreo no tripulado ScanEagle durante al menos un año para evaluar su capacidad de vigilancia. El contrato, suscrito con el fabricante Insitu por 4,5 millones de dólares, podrá extenderse otros tres años por un valor de 12,3 millones, de acuerdo con la información recogida por Infodefensa.com.

La Guardia Costera lleva años realizando demostraciones operativas en las que intervienen UAS, incluidos el ScanEagle. La última de estas pruebas tuvo lugar durante un ejercicio simulado de búsqueda y rescate realizado hace ahora un año en el Paso del Noroeste, la ruta marítima que bordea por el norte a Norteamérica. El sistema evidenció durante entonces su capacidad para incrementar la eficacia de los buques de la Guardia Costera y sirvió para mostrar la capacidad de la plataforma para gestionar operaciones continuas con aeronaves no tripuladas, de acuerdo con el fabricante.

Anteriormente, en mayo de 2013, el uso durante nueve días del sistema ScanEagle en el buque Bertholf de la Guardia Costera permitió la incautación de más de 600 kilos de cocaína en dos operaciones que se saldaron con la detención de seis personas.

Estas demostraciones operativas, a juicio del fabricante, han probado que el ScanEagle es la solución más eficaz para una gran variedad de misiones realizadas por esta rama de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Entre ellas cita la protección marina, la lucha contra el tráfico de drogas y las operaciones de búsqueda y rescate.

El presidente y consejero delegado de Insitu, Ryan M. Hartman, ha mostrado el orgullo de su empresa por haberse convertido en el primer proveedor de servicios ISR (vigilancia, reconocimiento e inteligencia) a través de UAS para la Guardia Costera.

El ScanEagle fue probado con éxito por la Armada española a principios del año pasado a bordo del buque Galicia, que posteriormente lo usó frente a las costas de Somalia, dentro de la operación Atalanta. Se trata de una aeronave de 1,7 metros de envergadura capaz de llevar una carga de pago de 3,4 kilos, de volar durante más de 24 horas, moverse a velocidades de casi 150 kilómetros por hora y elevarse hasta cerca de los 6.000 metros de altura. Su peso máximo al despegue es de 22 kilos. El aparato se lanza a través de una catapulta y se recoge una vez concluidas sus operaciones a través del gancho que pende del extremo de su ala.

Fotografías: Guardia Costera de EEUU

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje