OPINIÓN
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Firma Invitada

Carlos Calvo

Coronel de Infantería (DGAM)


Drones: un estado de la cuestión

24/11/2015 | Madrid

Hasta hace relativamente poco tiempo el desarrollo de drones estaba centrado en su utilización militar. Sin embargo, el mercado civil está aumentando día a día animado por una demanda creciente. Aunque de momento este mercado está prácticamente centrado en el ámbito de la comunicación audiovisual (evaluado en un 80% del total) su uso para control de infraestructura o aplicaciones agrícolas, entre otras aplicaciones, es creciente.

El incremento de la demanda civil y la necesidad de compaginar el desarrollo de estos medios con la privacidad y seguridad de los ciudadanos está planteando la necesidad de acelerar su regulación. La FAA norteamericana ha anunciado, a mediados de octubre, una nueva regulación para autorizar el empleo de drones privados debidamente registrados en espacio aéreo civil. Según la FAA el desafío es introducir una regulación que permita garantizar niveles de seguridad y protección razonables, sin asfixiar las posibilidades de crecimiento de un sector con importante potencial.

En Francia, la Secretaria General de Seguridad y Defensa Nacional ha presentado el  pasado 20 de octubre un estudio  con el título “L´essor des drones aériens civils en France: enjeux et réponses possibles de l´Etat”, que plantea un doble reto. Por un lado establecer una regulación adecuada para resolver amenazas a la seguridad ante las experiencias desagradables experimentadas por nuestros vecinos. En el último año se han detectado en Francia 79 vuelos ilícitos sobre diferentes instalaciones sensibles. Por otro lado, se pretende potenciar el desarrollo de un sector industrial en crecimiento. Según ese informe habría en Francia entre 150 y 200 mil drones (el 98% menores de 2 kg) para usos de ocio, y diferentes compañías estarían operando unos 3000 aviones para usos diversos (fotografía aérea, control de infraestructuras, agricultura y otros). El documento plantea como un aspecto esencial, y complementario al de la regulación, el de la formación de operadores.

En el ámbito específico de la defensa, los informes más recientes hablan de una cifra de mercado a nivel mundial de más de 6.000 millones de dólares, con un crecimiento anual previsto de un 5,5% durante la próxima década. Israel continúa en cabeza como principal exportador, y entre 2010 y 2014, según el SIPRI, habría exportado 165 sistemas, mientras que las exportaciones norteamericanas alcanzarían los 132 sistemas. Según la misma fuente Italia ocuparía el tercer puesto con 37 sistemas.

El mercado asiático (China, India, Corea del Sur) y Rusia presentan unas cifras de mercado estimadas en 3.500 millones de dólares en la próxima década. Rusia ha establecido planes específicos de adquisición de drones como consecuencia del conflicto de Ucrania y de su intervención en Siria.

Los países iberoamericanos están impulsando activamente los desarrollos no tripulados. Se trata de un área geográfica especialmente activa en este ámbito, tal y como se ha demostrado en el Drone Show Latin America 2015 celebrado recientemente en Sao Paulo, o el interés en torno a la próxima edición de UNVEX América 2016 en Chile donde se celebrará la 3ª Conferencia Latinoamericana de sistemas remotamente tripulados. Colombia sigue siendo uno de los países en cabeza. Su Fuerza Aérea ha realizado recientemente un vuelo nocturno de Scan Eagle en espacio civil, desempeñando tareas de apoyo a las fuerzas de seguridad.

En el ámbito de los grandes sistemas, España ha decidido la adquisición de aviones Reaper de General Atomics, uniéndose al club de usuarios europeos de este sistema en el que, entre otros, ya figuraba Francia que había adquirido, en 2013, 16 aviones por unos 1500 millones de euros.

Uno de los programas de grandes sistemas más ambiciosos está siendo abordado por Australia con el programa MQ4 Triton de Northrop Grumman con un coste estimado unitario de 123 millones de dólares, y que pretende la obtención de sistemas capaces de operar en vuelo H24.

En Europa, durante el presente año Francia, Alemania e Italia, con la adhesión de España, han decidido abordar el programa Euro MALE 2020 con el objetivo de reducir la dependencia de Estados Unidos e Israel en sistemas estratégicos. Un programa que pretende acelerarse, sobre la base de los conocimientos adquiridos en el fallido Talarion, o en el proyecto Neuron.

Aunque el mercado militar global, especialmente a nivel europeo, seguirá centrado en sistemas de observación y vigilancia, el desarrollo de drones armados será cada vez más demandado a pesar del debate social que despierta su utilización. En el plano europeo, el esfuerzo bilateral franco-británico está orientado en ese sentido. Con no poco debate interno, los británicos han sido los europeos que mas profusamente han utilizado drones armados en operaciones. Según algunas fuentes durante el primer semestre de 2015, los Reaper británicos habrían desarrollado más de 450 misiones en Siria e Irak en operaciones contra el ISIS, de las que un 20% habrían sido con sistemas armados. Las acciones de Reaper armados en ese periodo habrían igualado al número de misiones de combate realizadas con aviones Tornado.

Tanto en Estados Unidos como en Israel se están desarrollando programas para proporcionar a los sistemas existentes capacidad de combate aire-aire y ya se aventura, en un futuro más próximo de lo que pudiera parecer, la aparición de flotas combinadas de sistemas tripulados y drones. El US Army está experimentando batallones híbridos dotados de helicópteros Apache y sistemas UAS. En el ámbito aeronaval, el éxito del programa UCLASS de la US Navy, permite vaticinar una próxima revolución en el ámbito de la aviación embarcada.

Pero el desarrollo no se ha centrado exclusivamente en los propios sistemas. La extensión al mundo civil está llevando a impulsar los desarrollos de tecnologías y productos de protección o “antidrone”, tanto sobre la base de acciones de perturbación de señal para evitar su vuelo o con actuaciones directas sobre la aeronave. El ministerio de defensa francés ha invertido 1,5 millones de euros durante el último año en proyectos contra UAV.

En España, los operadores de drones registrados en AESA superan los 700 inscritos, entre particulares y empresas, de los que la inmensa mayoría son operadores de menos de 25 kilogramos. La normativa de empleo sigue establecida sobre la base del RDL 8/2014. Bajo el impulso de AESA se ha trabajado en un borrador de RD de desarrollo que está en trámite de elaboración. La Agencia ha sido muy activa en la difusión de esa normativa y en proporcionar información sobre los retos y oportunidades de estos medios. También se ha insistido desde la Agencia en realizar diferentes recomendaciones sobre uso responsable de drones en actividades lúdicas, así como en campañas de mentalización y concienciación social.

Desde las administraciones autonómicas se ha apoyado el desarrollo del sector destacando fundamentalmente las actividades de FADA CATEC en Andalucía, y las de la Xunta de Galicia, en colaboración con el INTA y Airbus DS, para potenciar el aeródromo de Rozas en Lugo.

En el ámbito específico de la defensa, el Real Decreto 866/2015 de 2 de octubre, por el que se aprueba el reglamento de aeronavegabilidad de la defensa, ha adaptado la normativa existente a sistemas aéreos tripulados por control remoto.

El Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas han sido especialmente activos en los últimos meses, no solo en materia regulatoria. En el ámbito de los sistemas, el caso más destacado es el ya citado programa para obtener una capacidad estratégica operacional interina, mediante la adquisición del sistema Reaper de General Atomics con la participación de SENER. Esta solución se aborda como solución intermedia a la vez que se participa en el programa Euro MALE 2020.

El plan director específico presentado por la DGAM en marzo del presente año, contemplaba estas actuaciones, junto con otras como el impulso a la capacitación industrial en sistemas clase I, para lo que se ha lanzado el proyecto Rapaz; u otras para obtener a corto/medio plazo sistemas tácticos tanto de ala rotatoria como fija. En conjunto estos proyectos contemplan el doble objetivo de dotar a las Fuerzas Armadas los sistemas que necesitan, y potenciar el desarrollo industrial nacional.

En el ámbito orgánico hay que destacar las actuaciones del Ejército del Aire para la formación de DUOs en el Grupo de Escuelas de Matacán; la constitución de la '11ª Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves de la Armada', para encuadrar los sistemas Scan Eagle que actualmente operan a bordo del buque Galicia; y la creación el pasado 20 de octubre de 2015, en el seno del Ejército de Tierra del 'Grupo de Observación de Sistemas Aéreos del Regimiento de Inteligencia', que aprovecha y extiende la experiencia obtenida hasta la fecha a través de las unidades del Mando de Artillería de Campaña.

Desde el INTA, se ha participado muy activamente en la certificación de sistemas. En este campo se trabaja desde el aeródromo de Rozas para que los sistemas PASI del Ejército de Tierra puedan certificarse y utilizarse en tareas en territorio nacional. Las unidades del Ejército han participado con sistemas Raven en campañas de prevención contraincendios durante el pasado verano, especialmente en Galicia.

En el futuro más inmediato desde el ámbito civil se deberá abordar el desarrollo normativo, con las debidas garantías de seguridad, protección y privacidad, para normalizar una presencia en el ámbito civil que ya es una realidad. En el ámbito militar se han sentado las bases de orientación estratégica y de organización para que se puedan integrar y operar los sistemas tanto en actividades exteriores como en apoyo a las autoridades civiles en territorio nacional, una vez que las condiciones financieras permitan abordar los programas necesarios.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje