menú responsive
Defensa y Seguridad
-/5 | 0 votos

Programa AGS

La OTAN presenta su primer dron Global Hawk encargado a Northrop Grumman

15/06/2015 | Washington

Infodron.es

El primero de los cinco vehículos aéreos no tripulados encargados por la OTAN ya ha salido de fábrica. El Global Hawk Block 40 del Programa de Vigilancia Aérea del Terreno (AGS, por sus siglas en inglés) abandonó la línea de montaje que Northrop Grumman tiene en la ciudad norteamericana de San Diego el pasado 4 de junio. El aparato, como los cuatro que le seguirán, realizará misiones de vigilancia para la Alianza Atlántica en amplias áreas a gran altitud y durante prolongados vuelos –características conocidas por las siglas en inglés HALE– y en cualquier tipo de clima y condiciones de luz.

En la adquisición de los cinco sistemas aéreos pilotados remotamente (RPAS) de este programa participan quince países miembros de la organización: Alemania, Bulgaria, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estados Unidos, Estonia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Noruega, Polonia, República Checa y Rumanía. Hace unos años se salieron del programa países como Bélgica, España, Francia, Hungría, Grecia, Países Bajos, Portugal y Reino Unido, como informó Infodefensa.com en su momento, si bien todos los socios participarán en su sostenimiento. Francia y Reino Unido, por ejemplo, también contribuirán con sus propios RPAS, y España se reincorporó en 2012 al proyecto como usuario, sin formar parte de los compradores de los drones.

El AGS, cuyo coste total fue estimado entre 3.000 y 5.000 millones de euros (ahora se calcula que no llega a 2.000 millones), estará operativo a partir de finales de 2017, si no hay contratiempos. A partir de ese momento los RPAS serán controlados desde el centro principal de operaciones en Sigonella (Sicilia, Italia), como se decidió a principios de 2009.

La creación del Sistema de Vigilancia Aérea del Terreno de la OTAN fue acordada en 1993. Su objetivo es dotar a la Alianza Atlántica de capacidades ISR (inteligencia, vigilancia y reconocimiento) para la protección de tropas, la vigilancia de fronteras, la seguridad en el mar, el antiterrorismo y la gestión de crisis humanitarias.

El Global Hawk es un UAS (sistema aéreo sin tripulación) de más de 30 metros de envergadura concebido para operar a gran altitud y durante largos periodos de permanencia en el aire (HALE). Su techo operativo le permite en concreto alcanzar los 20.000 metros de altura, desde donde pueden tomar imágenes nítidas de los movimientos de una persona, por ejemplo, y puede permanecer en el aire durante más de 32 horas seguidas.

Foto: OTAN

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje