menú responsive
Legislación
-/5 | 0 votos

Comunicado militar

Seis mitos sobre los drones que la Fuerza Aérea de EE UU quiere echar por tierra

20/05/2015 | Washington

Infodron.es

La Fuerza Aérea de Estados Unidos ha publicado un comunicado en el que separa la realidad de la ficción en torno a las aeronaves remotamente pilotadas (RPA, por sus siglas en inglés) “ante su continuo crecimiento para usos no militares y su mayor presencia en la cultura popular”. El texto está dividido en seis epígrafes precedido cada uno por la palabra “mito”.

El primer “mito” se refiere a la creencia de que los drones, como son conocidos popularmente este tipo de aeronaves, son menos seguros que los aparatos tripulados. La realidad apuntada por la Fuerza Aérea muestra que por cada RPA hay un piloto con un control continuo de la aeronave que no solo vela por el éxito operativo de la misión, sino que además trabaja por garantizar la completa seguridad en tierra y en el aire en torno al aparato.

De hecho, explica, las tasas de seguridad de estos drones militares son comparables a las de las aeronaves tripuladas de la Fuerza Aérea. Estos sistemas, de hecho, han incrementado su seguridad conforme han ido madurando las tecnologías aeronáuticas y de comunicación, así como la experiencia de los operadores.

El segundo mito pone en duda que los mandos en combate demanden las capacidades que les ofrecen estos sistemas. A ello responde el arma aérea que las misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) continúan siendo las más solicitadas por los comandantes combatientes en distintos lugares del mundo. Los RPA militares operan sobre la base de 24 horas al día y todos los días de la semana. Así, la Fuerza Aérea estadounidense ha volado desde el pasado diciembre más de 2,2 millones de horas de drones MQ-1B Predator y MQ-Reaper.

La tercera creencia falsa es que estas aeronaves militares no deben cumplir con los requisitos de la autoridad aérea civil de Estados Unidos, conocida por las siglas FAA. Sin embargo, estas aeronaves realizan sus vuelos de entrenamiento dentro del país con los permisos otorgados por las autoridades federales, incluido la capacitación a los pilotos de la Fuerza Aérea para cumplir con los requisitos marcados por la FAA. Estas operaciones se realizan de acuerdo a las leyes federales. Los militares aseguran que los aviones no tripulados que operan dentro del espacio aéreo del país siguen el mismo nivel de cumplimiento y procedimientos que los aviones tripulados, e incluso a un nivel mayor todavía.

El cuarto mito dice que estos aparatos únicamente necesitan dos tripulantes para realizar sus misiones: el piloto y el operador de sus sensores. La realidad es que por cada patrulla aérea de combate remotamente tripulada se emplean a cerca de doscientas personas de apoyo a la misión en diversas capacidades. Se incluye personal de inteligencia, de mantenimiento de la aeronave y las comunicaciones, y personal de lanzamiento y recuperación.

“No es un videojuego”

En quinto lugar se desmiente que con los drones únicamente se realizan misiones ISR (inteligencia, vigilancia y reconocimiento) y se explica que también cumplen con tareas de apoyo a operaciones de búsqueda y rescate en combate, de asignación de objetivos, de apoyo aéreo cercano, de interdicción aérea (ataque a objetivos tácticos terrestres lejanos), y de reconocimiento y coordinación de ataque. Los Predator (imagen superior) y Reaper proporcionan además ataques de precisión que minimizan los riesgos de causar daños colaterales, explica la fuente.

Finalmente, la Fuerza Aérea norteamericana trata de echar por tierra el mito de que la ejecución de misiones con RPA sea comparable a manejar un videojuego. En este punto apunta que los nuevos pilotos de drones militares pasan por  un intenso programa de entrenamiento antes de volar misiones reales “lo que resulta lo más alejado que hay de coger un mando para jugar a un videojuego”. Este programa de formación dura aproximadamente un año y muchos de los pilotos y entrenadores de los actuales RPA de la Fuerza Aérea de Estados Unidos ya han completado previamente una formación como pilotos de aviones tripulados.

Fotos: GA-ASI

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje