Sistemas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Desarrollo sin operador en tierra

El X-47B ya es el primer drone en conectarse en pleno vuelo a un avión cisterna

22/04/2015 | Madrid

G. Soriano

El primer sistema aéreo no tripulado capaz de despegar y aterrizar autónomamente en portaaviones, el X47B desarrollado por Northrop Grumman, es también el primero de la historia en conectarse en pleno vuelo a un avión de suministro de combustible. Este drone experimental de la Marina de Estados Unidos, del que se han fabricado dos unidades para ensayar las operaciones con portaaviones y las de reabastecimiento, logró la hazaña el pasado miércoles sobre la bahía de Chesapeake, en la costa atlántica norteamericana.

El X-47B forma parte del desarrollo de una nueva generación de aeronaves no tripuladas (UAV) que prescindirán del operador que las controla en tierra, de modo que pueda desarrollar sus misiones mediante el control de un ordenador integrado en el que se cargarán los objetivos de cada operación. Al tratarse de un desarrollo para la Marina, sus requisitos contemplan el despegue y el aterrizaje desde portaaviones, operaciones que logró por primera vez en mayo y en julio de 2013, respectivamente. El siguiente gran hito era conseguir repostar en vuelo, una capacidad que ha logrado demostrar con el concurso de un avión de abastecimiento K-707, al que llegó a anclarse, si bien no estaba previsto que recibiese ningún combustible durante el ensayo. El cuatrimotor K-707 es similar al KC-135 de la Fuerza Aérea norteamericana, aunque adaptado al sistema de repostaje con paracaídas de anclaje de la Marina.

La noticia ha sido revelada por la gestora del proyecto, el Comando Naval de Sistemas Aéreos (Navair, por sus siglas en inglés) que ha colgado en su muro de Facebook una fotografía de la operación (imagen que ilustra esta información) con un pie en el que se explica que el acoplamiento se realizó “con éxito” y supone “el primer reabastecimiento en vuelo no tripulado”.

Sistema aéreo de combate

El proyecto que dio origen al X-47B se inició en agosto de 2007 con la elección de Northrop Grumman como contratista principal del programa de la Marina para el desarrollo de un prototipo de sistema aéreo de combate no tripulado (conocido como UCAS-D, por sus siglas en inglés).Atendiendo a los requisitos, la compañía fabricó dos aparatos de prueba para demostrar capacidades de carga autónoma en portaaviones –incluidos lanzamiento, recuperación y manejo de cubierta– y el reabastecimiento aéreo autónomo, tanto empleando los métodos de la Fuerza Aérea como los de la Marina.

Ambos ejemplares iniciaron sus vuelos en 2011. un año después, en agosto de 2008, comenzaron sus preparativos para operar desde portaaviones, hito que se logró en mayo de 2013 desde el buque USS George H.W. Bush. Dos meses después el prototipo logró aterrizar en el mismo portaaviones tras despegar 32 minutos antes desde la base aeronaval de Patuxent River, en el estado de Maryland.

El X-47B está diseñado para ser capaz de operar en un área de 3.800 kilómetros de diámetro y cuenta con una autonomía de seis horas de vuelo sin necesidad de repostar. Este alcance se puede ampliar notablemente gracias a sus capacidades de reabastecimiento en el aire que se han de demostrarse ahora.

Foto: Navair

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje