menú responsive
Comercial
-/5 | 0 votos

Demostraciones en Marugán

UNVEX´14 concluye con el vuelo de siete ingenios no tripulados

07/03/2014

(Infodefensa.com) G. Soriano, Marugán – Siete aeronaves no tripuladas (UAV/RPAS) han alzado este viernes el vuelo y mostrado sus capacidades como colofón al principal congreso del sector en España, UNVEX´14. Tras tres días de conferencias y exposición en el Hotel Auditorium de Madrid, el Aeródromo de Marugán, en Segovia, ha acogido las demostraciones de sistemas desarrollados y comercializados por Thales, Usol, Inda, Trimble, Triedro y Aerotools.

Dos sistemas proyectados por catapulta, otro de despegue y aterrizaje convencional, tres lanzados a mano y un helicóptero han mostrado sus capacidades esta mañana a más de un centenar de especialistas en una de las pocas oportunidades que existen en España para ver el funcionamiento real de estos sistemas, dadas las dificultades del marco regulatorio que afecta a su vuelo. La subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz, y el alcalde de Marugán, Santiago Marugán Sánchez, entre otras autoridades, se encontraban entre los asistentes.

En la exhibición también se ha expuesto el funcionamiento de las estaciones en tierra que reciben y procesan los datos enviados por las aeronaves en tiempo real (siguiente imagen). De este modo, el público ha seguido el trabajo de los sensores y cámaras de los UAV para conocer mejor su utilidad en campos tan distintos como la defensa, la vigilancia, la cartografía y la agricultura, entre otros. Un incendio de una escombrera próxima (en la última imagen tras una catapulta de lanzamiento) ha añadido un extra de realismo al público, que periódicamente ha podido observar su evolución en dos grandes pantallas en las que se recogían en todo momento las imágenes servidas desde el aire por cada UAV.

Fulmar de Thales España

El primero en volar ha sido el Fulmar, de Thales España, que, tras ser lanzado a las 10.00 horas por su catapulta, ha estado realizando pasadas en torno al aeródromo de Marugán durante media hora. Los asistentes, entre tanto, podían observar desde tierra la señal que el UAV ha ido transmitiendo al momento.

El Fulmar, según ha explicado a Infodefensa.com el responsable de desarrollo de UAV de Thales España, Raúl de Santos, ya acumula en torno a medio millar de horas de vuelo y ha comenzado a comercializarse. El sistema ya opera en Malasia y Australia, “en condiciones de altas temperatura y humedad”. De momento existe una decena de unidades de este avión operativas.

Las condiciones de vuelo en Marugán han sido excelentes –lucía el sol y apenas corría una pequeña brisa– pero esta aeronave ha llegado a volar, en unas pruebas realizadas el año pasado en Burdeos, con vientos de hasta 65 kilómetros por hora. El Fulmar, capaz de transportar una carga de pago de hasta ocho kilogramos, está preparado para permanecer en el aire durante ocho horas seguidas. En su aterrizaje (en la imagen de arriba) se emplea una red portátil.

K50 de Usol

El segundo aparato ha iniciado su carrera de despegue a las 11.00 horas. Se trataba de un avión de 50 kilos de peso: el K50 de la firma Usol, del que existen dos unidades que ya acumulan 700 horas de vuelo.

Este UAS (volando en una de las fotos) despega y aterriza como un avión convencional, aunque de manera automática, como han comprobado los asistentes a las demostraciones de UNVEX´14 cuando, tras quince minutos de vuelo, el sistema ha tratado de tomar tierra por primera vez. En ese momento sus sensores han detectado que no todos los parámetros estaban en orden y a unos metros del suelo el aparato ha resuelto automáticamente volver a ganar altura. El motivo probablemente, según Jaime Aguareles, del departamento de sistemas de Usol, han sido las corrientes térmicas que suelen darse en la cabecera de pista de Marugán, un aeródromo bien conocido por los técnicos de la empresa, porque es donde prueban sus UAS.

El helicóptero Milvus de Inda

Unos minutos después se ha elevado una aeronave de ala rotatoria: un Milvus (en una de las imágenes) operado por la empresa Inda; un ingenio de 7 kilos de peso capaz de elevar otros 7 kilos de carga gracias a la sustentación que le da su rotor principal de 1,8 metros de longitud. El aparato, que acumula en torno a 400 horas en el aire, ha sobrevolado quince minutos el entorno del aeródromo, buena parte de los cuales ha permanecido en vuelo estacionario, una capacidad que solo tienen los sistemas que no son de ala fija.

Micro B de Blue Bird-Triedro

Después de que un UX5 de Trimble operado por Geotronics hiciese su primera tentativa de vuelo –al demorarse en recibir la señal de los satélites que necesita se ha decidido pasar a la siguiente aeronave–, ha demostrado sus capacidades el MicroB de Blue Bird-Triedro. Se trata de un desarrollo israelí que ya cuenta con una notable experiencia en distintos usos, tanto militares como civiles.

Este sistema, de apenas un kilo de peso y con motor eléctrico, resulta especialmente difícil de detectar desde tierra. A 150 metros de altura, como explican desde la empresa, “prácticamente ni se le ve ni se le oye”. Sus desarrolladores también lo utilizan para aprender el manejo de UAS con vistas al uso de plataformas más grandes. En la demostración organizada por UNVEX´14 ha volado durante cinco minutos.

Usol K05

También es un pequeño UAS el que ha despegado, lanzado a mano, poco después. El Usol K05, una vez en el aire, se mueve automáticamente en todo momento, incluido su aterrizaje recogido por una red. El sistema dispone de dos cámaras, una dirigida hacia adelante y otra hacia abajo. Esta segunda puede fijarse en un punto concreto y seguirlo en todo momento con el avión orbitando alrededor sin descanso, aun cuando se trate de un objeto móvil. El sistema, que ha volado durante diez minutos, está preparado para permanecer dos horas en el aire. Tras ese tiempo puede aterrizar y, en menos de cinco minutos, disponer de una nueva batería con la que volver a operar.Recientemente ha sido ensayado en un buque de la Armada, desde donde se llegó a lanzar y recoger en mar abierto en hasta nueve ocasiones seguidas.

Además de volar su  05 y su K50, Usol (Unmanned Solutions) ha expuesto en Marugán el K150, un modelo de mayor tamaño que comenzará sus pruebas de vuelo dentro de unas semanas.

LARS de Aerotools-UAV

El último UAS previsto en demostrar sus capacidades en esta jornada de colofón de UNVEX´14 ha sido el ala fija LARS de Aerotools-UAV. Este aparato también se lanza a mano, aunque precisa una pequeña carrera, sin gran dificultad. De hecho, el propio operador que se ha encargado de elevarlo iba retransmitiendo a los asistentes las características y el funcionamiento del aparato al mismo tiempo, mediante un micrófono inalámbrico. Tras volar durante unos ocho minutos, el sistema ha aterrizado automáticamente en un punto preestablecido.

UX5 de Trimble

Finalmente, tras la comida, ha sido un UX5 de Triedro, operado por la empresa Geotronics, el que ha levantado el vuelo, lanzado por su catapulta, después de que lograse configurar la conexión con los satélites que le impidió volar por la mañana. El aparato, de 2,5 kilos, ha realizado pasadas durante cinco minutos, aunque su autonomía es de 50 minutos.

Esta unidad es empleada por Geotronics para cartografiar, de forma totalmente automática, las áreas de terreno que previamente se le han ordenado. Su precisión en este cometido es de 3 centímetros desde una altura de 100 metros.

Exposición del Atlante

Además del vuelo de estos sistemas en las instalaciones de Marugán también se han expuesto algunas otras aeronaves. Airbus Defence and Space (Airbus DS) ha instalado un hangar móvil ante el que los asistentes han podido ver el primer prototipo del Atlante, un UAS de desarrollo cien por cien español de 8 metros de envergadura y 200 kilos de peso al despegue.

Durante UNVEX´14 Airbus DS ha presentado el estudio inicial de factibilidad para poder integrarle la nueva familia de misiles ligeros LWW de MBDA, empresa con la que trabaja conjuntamente para dotar al Atlante de este armamento.

Entre los asistentes interesados en las novedades de UAV/RPAS se ha contado con la presencia de miembros de las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil y la Policía, además de servicios como el 112 y la Dirección General de Tráfico (DGT). También se encontraban profesionales de empresas relacionadas con las redes eléctricas, la agricultura de precisión, la cartografía y la vigilancia, entre otras actividades donde las aeronaves no tripuladas pueden aplicar sus capacidades.

Esta es la segunda ocasión en la que la organización de la principal cumbre española de sistemas no tripulados desarrolla una demostración de este tipo. La primera tuvo lugar hace dos años, durante UNVEX´12, y en ella alzaron el vuelo varios sistemas no tripulados, también en el aeródromo segoviano de Marugán.

 

Foto: Víctor Henao / Infodefensa.com

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NUESTRA APP




ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje